Acompañamiento durante una enfermedad grave

Si te han diagnosticado hace poco o estás en el proceso de una enfermedad grave o si tienes algún familiar, amigo o conocido que esté en esa situación, quizás te ayudará saber que, cuando una persona recibe un diagnóstico de enfermedad grave, en la mayoría de los casos, provoca o va a provocar una desestructuración en su vida, ya que, desde el punto psicológico, se sufre una gran conmoción.

¿Qué ocurre cuando diagnostican una enfermedad grave? Esta respuesta depende de la percepción de la enfermedad, síntomas, efectos de los tratamientos y factores psicosociales de la persona.

El impacto psicológico que ocasiona la noticia de una enfermedad grave, puede dar lugar a diferentes emociones como negación, culpa, vergüenza, rabia, miedo, resentimiento, tristeza…etc., que, por lo general, se viven en diferentes fases:

  • En el momento inicial (detección de una anormalidad): Ansiedad
  • Diagnóstico: Shock emocional (puede ir desde la negación a la indefensión, va  a depender de la personalidad de cada persona)
  • Tratamiento: estabilidad/negación
  • Seguimiento: miedo/depresión
  • Recidiva: ansiedad
  • Fase avanzada y terminal: desesperanza y depresión

Estas fases, a su vez, van a depender del estilo de afrontamiento de cada persona. Los tipos de afrontamiento que se dan en los pacientes tras recibir el diagnóstico pueden ser:

-Espíritu de lucha

-Evitación (negación)

-Fatalismo (aceptación estoica)

-Preocupación ansiosa

-Impotencia/desesperanza

El apoyo psicológico ayuda a trabajar los recursos del paciente para contribuir de una manera activa y responsable en el proceso de enfermedad, tanto en la calidad de vida como, dado el caso, en la calidad en el proceso de muerte.

El papel del psicólogo es ayudar al paciente a la diferenciación de la emoción y el sentimiento que aparece tras el diagnóstico, a conocer los procesos de regulación y adaptación al cambio y a anticipar y trabajar los posibles problemas que surjan; además de, proporcionar soporte y acompañamiento en esta nueva etapa para la persona.

Como he señalado antes, durante este proceso, es de importancia confiar en las emociones y en su función adaptativa, el valor de regularlas y conocerlas, y la necesidad de comprender el impacto de la enfermedad dependiendo de la persona afectada. Si tienes a alguien de tu entorno viviendo este proceso es importante que lleves a cabo un conocimiento del enfermo, sus emociones, sentimientos, miedos, necesidades e inquietudes para realizar efectivamente el proceso de acompañamiento.

Quizás, te es de ayuda conocer los miedos más comunes que suelen tener las personas a las que les diagnostican un tipo de enfermedad grave; Miedo a:

-Muerte

-Dependencia

-Desfiguración y cambios en la apariencia corporal

-Incapacidad en el desarrollo de las tareas laborales

-Interrupción de las relaciones personales

 -El malestar y el dolor

-Despegamiento del entorno relacionado con su diagnóstico y la atención hospitalaria una vez finalizado el tratamiento.  

Si tienes interés en ayudar y dar apoyo a una persona que esté pasando una enfermedad grave, debes saber que tu intervención debe ir dirigida según en la fase en la que se encuentre la persona.

Quizás, estos ejemplos te son de ayuda:

-Cuando hay culpabilidad en el enfermo, puedes favorecer el ambiente para hablar abiertamente de los sentimientos que le produce la enfermedad, reconocer su rabia y redirigirla hacia el estímulo de origen (la enfermedad) no hacia él mismo.

-Cuando está muy triste hay que permitir y favorecer la expresión emocional (sostener el llanto) acompañar con presencia y favorecer la comunicación abierta sobre temas concretos.

-Así mismo, cuando la persona se encuentra en aceptación, tu papel puede consistir en proporcionar información sobre la enfermedad para que recupere el control, movilizar y ayudar a que genere nuevos recursos de atronamiento.

 

 

 

Espero que te haya sido de ayuda estas breves recomendaciones y te den una pequeña orientación si estás atravesando una situación así en primera persona o en tu entorno. Te dejo otros artículos relacionados:

La importancia del apoyo psicológico en pacientes oncológicos

La resiliencia: Superación y aprendizaje. El camino de Naniy

Estrategias para gestionar el estrés

Ansiedad; cómo plantarle cara.

 

Libros recomendados:

-“Vacío” de Anna LLenas

– “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl

 

¡Anímate a comentar y a preguntarme!

 

¡Feliz momento del día en el que me leas!

 

 

Verónica López López

Maestra de Educación Primaria y Psicóloga

Colaboradora del Centro de Psicología Calma Al Mar, Valencia

La vida es ahora

 

Puedes contactar conmigo escribiéndome a:

veronicall.92@gmail.com

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.