Dejar de fumar, en Valencia

Si llevas tiempo queriendo dejar de fumar, y por tus propios medios no lo has conseguido, es natural que necesites de una ayuda externa.

Los psicólogos de nuestro equipo de Valencia tenemos años de experiencia ayudándole a personas como tú a dejar de fumar.

Sabemos que dejar de fumar puede no resultar una tarea sencilla si se trata de hacer por uno mismo, pero con las técnicas y pautas que te enseñaremos lograrás abandonar esta adicción.

 

Lo más importante que tienes que saber es:
– Dejarás de fumar de una forma adaptada a tu adicción. No todas las personas que fuman tienen la misma forma para dejar de fumar. Analizando cómo es tu adicción y cuál es tu motivación para dejar de fumar, adaptaremos la terapia a ti.
– Dejar de fumar es posible si te lo planteas. Muchos lo han conseguido ya y tienen una vida totalmente satisfactoria sin tabaco.

 

Consejos para tomarse en serio tu decisión:

Según la experiencia de nuestros psicólogos de Valencia, expertos en ayudarle a personas a dejar de fumar, queremos que tengas en cuenta estos consejos de cara a que puedas de una vez por todas dejar de fumar y no volver:

  1. Asume que vas a dejar de fumar. Mentalízate. No existen trucos mágicos para dejar de fumar. Es un proceso que a algunas personas les cuesta más, a otras menos, a otras no les cuesta nada. Tú puedes ser de las primeras, de las segundas o de las terceras. Pero sabes que es mejor ser cualquiera de ellas para tu salud que la de seguir manteniendo tu adicción.
  2. Asume que va a cambiar tu rutina. Hay cosas que vas a dejar de hacer. Has de saber despedirte de ellas. Como lo de salir a fumar a la puerta y charlar un rato con otros fumadores mientras se acaban su cigarrillo. Como lo de fumar un cigarro antes de entrar en la oficina, o justo después antes de subirte al coche. Ahora muchas rutinas que tienes habituadas van a cambiar. Afortunadamente, es fácil acostumbrarse a una nueva vida más saludable.
  3. No busques momentos malos o momentos buenos. El hecho de que no lo dejes ya porque tienes una época difícil, porque tienes exámenes, porque estás en Navidades, verano, o cualquier otra fecha destacada… No existen fechas buenas y fechas malas. No te engañes. Cualquier fecha es buena para poner el punto final a tu hábito nada saludable.
  4. No hagas pactos con otras personas. No dejes de fumar porque va a dejar tu pareja, o tu compañero de trabajo. Deja de fumar porque tú lo quieres y porque es lo mejor para ti. Los pactos muchas veces se rompen cuando otra de las personas del pacto lo ha roto antes. Ya tienes la excusa perfecta para volver a fumar. Si lo haces por ti, y para ti, es más difícil fallarte al compromiso de llevar una vida con menos humo.
  5. Analiza cuando tu cerebro te envía excusas torpes para seguir fumando, como que no es tan malo como dicen, o que todo el mundo tiene que morirse de algo. Mucha gente se arrepiente cuando de verdad se está muriendo por fumar. Lo sabemos. Llevamos más de una década tratando a pacientes que quieren dejar de fumar. Toma ahora la decisión de no ayudarle con tu mente a la adicción.
  6. Busca ayuda profesional. Los psicólogos hemos sido entrenados para sabe cómo ayudarte a dejar esa adicción. Cada día ayudamos a centenares de persona dándoles técnicas y recursos que facilitan el proceso de convertirse en no fumador.

 

 

 

 

Dejar de fumar