Tratamiento de la adicción a la cocaína en Valencia

Uno de los efectos más llamativo de la cocaína es su poder para producir placer en la persona que la consume. Debido a esto, la cocaína tiene un gran poder adictivo. La gratificación aumenta en nuestro cerebro los niveles del neurotransmisor dopamina. Un cerebro no adicto, presenta mecanismos para eliminar la dopamina en los periodos adecuados, para que ésta no esté siempre presente en el encéfalo. La cocaína actúa bloqueando la eliminación del neurotransmisor y esto resulta en una acumulación excesiva de dopamina. Esto es lo que causa la euforia inicial que reportan los adictos.

La mayoría de pacientes que acuden a consulta afectados por esta adicción, consumen otras drogas o sustancias, como tabaco, alcohol o marihuana.

La adicción a la cocaína es una enfermedad bastante compleja que aúna cambios a nivel biológico, problemas sociales, problemas familiares, etc. Por tanto, el tratamiento que debe seguir debe ser integral, es decir, la terapia debe tener en cuenta la complejidad y la multitud de dimensiones afectadas.

 

 

Enfoque del tratamiento de la adicción a la cocaína

El enfoque que más utilizamos en consulta con los adictos es la terapia cognitivo-conductual. Esta terapia busca ayudar a los afectados por la adicción a abstenerse y mantenerse abstinente del consumo de cocaína, y de otras sustancias. Los procesos de aprendizaje tienen un papel crucial en el desarrollo y la continuación del abuso y la adicción. Se pueden aprovechar estos mismos procesos de aprendizaje para lograr una reducción en el consumo y de esta forma también prevenir las recaídas. A través de este enfoque buscamos enseñar a los pacientes a reconocer, evitar y enfrentar su consumo de cocaína. Se les enseña cómo reconocer las situaciones en las que más probabilidad hay de consumir, y evitarlas. También se les enseña a enfrentar de manera más eficaz los problemas y comportamientos que se asocian al abuso de drogas. La terapia cognitivo-conductual es compatible con otras muchas terapias, como la farmacoterapia.

La persona que acude a consulta por adicción a la cocaína

El perfil suelen personas de entre 26 y 44 años que consumen, como se comenta más arriba, alcohol y marihuana. La mayoría de pacientes son policonsumidores. La cocaína es la sustancia más consumida, solo por detrás del alcohol.

Si tú o un familiar tuyo tiene un problema de adicción a la cocaína, nuestro consejo es que solicite rápidamente consulta con un profesional de la psicología. Muchos pacientes tardan años en pedir ayuda desde el momento en el que detectan el problema, y cuanto más tarde la intervención más difícil puede ser el tratamiento. Por ello, cuanto antes se coja, mejor.

Date una oportunidad para salir de la adicción a la cocaína poniéndote en contacto con nosotros a través de la sección de contacto de esta web o del teléfono que figura más abajo.