Tratamiento para ataques de pánico en Valencia

¿Qué es un ataque de pánico?

El cuerpo durante un ataque de pánico

La evitación en los ataques de pánico

¿Cómo se tratan los ataques de pánico?

 

¿Qué es un ataque de pánico?

Los ataques de pánico son momentos en los que te aparece repentinamente una alteración ansiosa de tu cuerpo, con miedo o malestar intensos. También se llaman crisis de ansiedad o crisis de angustia.

Normalmente esta ansiedad elevada y repentina no se asocia a algo en concreto. Es lo contrario de lo que ocurre en las fobias. La persona con fobia a las arañas, por ejemplo, tiene una subida de ansiedad ante la presencia repentina de una araña. Sin embargo, si tú sufres ataques de ansiedad puedes tener esta elevación fuerte de tu estado nervioso sin que exista en el entorno una razón clara que lo provoque.

Los ataques de pánico suelen tener asociado un miedo: Miedo a perder el control, miedo a morir, miedo a volverse loco, miedo a generarse algún daño…

El cuerpo durante un ataque de pánico

Durante tu ataque de pánico sufrirás varios de estos síntomas físicos: el corazón se te acelera, o te da golpes más fuertes de lo habitual, tendrás sensación de presión en el pecho o dificultad para respirar, sensación de mareo, en algunos casos aparecen temblores.

Las personas que sufrís ataques de pánico podéis notar esa reacción corporal disparada en cualquier momento o situación. No tienen por qué estar asociados a momento de nerviosismo por algo de vuestra vida. En nuestra consulta de psicología en Valencia muchos pacientes que han venido con ataques de pánico comentaban que sus reacciones corporales de ansiedad intensa les daban incluso cuando estaban durmiendo, o cuando estaban tranquilos viendo la televisión.

Las reacciones corporales propias de un ataque de pánico suelen ser breves en el tiempo (el pico máximo suele llegar antes de una hora del inicio de la crisis). Aun así, son tan molestos que si tú los padeces tendrás la sensación de que son muy prolongados.

La evitación en los ataques de pánico

Cuando llevas años sufriendo ataques de pánico, el incremento de la ansiedad se producirá también relacionado con aquellos espacios en los que previamente te han dado ataques de pánico. Por ejemplo, si te hubiese dado un ataque de pánico cuando ibas conduciendo tu coche, es fácil que hayas empezado a dejar de coger el coche. Otra opción es que sigas cogiendo el coche, pero lo hagas solo si vas con alguien.

Si llevas tiempo con este problema, quizá estés evitando acudir a sitios en donde tienes la sospecha que podría darte un ataque de pánico y que la gente te vea. Muchos de nuestros pacientes de la consulta de psicología, antes de empezar el tratamiento, habían dejado de acudir a centros comerciales y fiestas en las que fuese a haber mucha gente.

Habitualmente los pacientes que no se someten a tratamiento psicológico acaban generando agorafobia. La agorafobia, en estos pacientes, es un miedo intenso a estar alejado de lugares que interpretan como “lugares seguros”. El lugar seguro suele ser su propia casa, o la cercanía a centros médicos.  Interpretan que si les pasase un ataque de pánico de nuevo necesitarían tener cerca un centro médico que les dé auxilio.

Cuando un paciente con ataques de pánico tiene también agorafobia lleva una vida muy restringida. Evita hacer muchísimas cosas. En ocasiones, nuestros psicólogos han comenzado la terapia acudiendo al domicilio del paciente para generar los primeros avances allí. A partir de ellos, el paciente ya se siente capaz de poder salir de casa con seguridad.

 

¿Cómo se tratan los ataques de pánico?

El primer paso en el tratamiento de los ataques de pánico en nuestra consulta de psicología en Valencia parte de la realización de una valoración del paciente haciéndole preguntas. Estas preguntas determinarán si lo que padece es realmente un trastorno por ataques de pánico o bien es algún otro problema de ansiedad. Hay problemas de ansiedad  muy parecidos a este problema, pero que sigue un tratamiento diferente.

La primera sesión, o dos primeras sesiones, se dedican a establecer un diagnóstico apropiado para tu caso. Para eso en estas sesiones te preguntaremos cuándo aparecen esas crisis de angustia. Analizaremos qué síntomas notas, si las has conseguido controlarlos en alguna ocasión. Veremos cuál ha sido su evolución a lo largo del tiempo. También te haremos pregunta para conocer tu personalidad, tu forma de pensar y cómo te comportas ante diferentes situaciones en tu vida. Todo ello llevará al psicólogo que te atienda a establecer un diagnóstico y unas pautas de tratamiento adaptadas a ti y a tu situación concreta.

 

La psicóloga de Valencia Estefanía Cárcel tratando ataques de pánico

La psicóloga de Valencia Estefanía Cárcel tratando ataques de pánico

 

El tratamiento tiene 4 componentes principales:

1. La información sobre los ataques de pánico.

El problema se volverá más manejable para ti si tienes una información veraz sobre cómo funciona el mecanismo de la ansiedad en el cuerpo humano. Aprenderás qué dispara la ansiedad en ti, qué la rebaja y qué la controla. Necesitamos que conozcas la relación entre el pensamiento, la reacción corporal y la emoción. Necesitamos también que conozcas los efectos que puede provocarte y no puede provocarte un ataque de pánico.

2. El pensamiento en los ataques de pánico.

Una buena parte de las crisis de angustia se generan de forma espontánea. Otra parte se generan porque las provoca tu forma de pensar acerca de tu ansiedad. Observa este ejemplo:

Qué sucede si al subir unas escaleras notas falta de aire y piensas “ya viene mi ataque de nuevo”. Ese pensamiento seguro que te va a asustar y, por el miedo, te sube la ansiedad. Cuando ves que te sube la ansiedad piensas “lo sabía, aquí está, es horrible”. A partir de ahí, la ansiedad se dispara y ello te lleva a una nueva crisis de angustia. 

En la consulta de psicología de Valencia uno de los pilares del tratamiento es ayudarte a controlar cómo piensas para poner tu pensamiento a tu favor en estas situaciones. La forma de pensar es entrenable y controlable. Cuando tu forma de pensar está entrenada, solo con eso, una buena parte de tus ataques de pánico simplemente ya no aparecen.

3. El comportamiento en los ataques de pánico. 

En consulta te pediremos que lleves a cabo una serie de conductas determinadas en tu día a día. Estas conductas irán desactivando el miedo. Todas ellas serán fácilmente realizables para ti. Nunca se llega a poner a un paciente en una situación que no pueda hacer o que le resulte paralizante. Llevar a cabo estos comportamientos irá dándote cada vez más control sobre tus ataques hasta que desaparezcan. Desde ahí, podrás llevar una vida tranquila sin una preocupación constante por tu ansiedad.

4. Entrenamiento en relajación.

El psicólogo que te atienda en Valencia te enseñará técnicas sencillas con las que podrás relajarte en cualquier situación y lugar. De ese modo, tendrás una herramienta rápida y fácil que te permitirá ser tú quien controles la situación. Dejarán de controlarla tu miedo a los ataques de pánico. Las técnicas eficaces de relajación son una primera herramienta antes de tocar aspectos más potentes y duraderos como el cambio de pensamiento del que te hemos hablado antes.

 

 

Si sufres problemas de ataques de pánico en Valencia, nos tienes a tu disposición para una primera cita.