Tratamiento del TOC en Valencia

¿Qué es el TOC?

¿Qué tipos de TOC tratamos en la consulta de psicología en Valencia?

 

¿Qué es el TOC?

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un problema psicológico relacionado con la ansiedad. Se caracteriza por pensamientos que llegan a ser obsesivos. Están en la mente de quien sufre TOC durante mucho más tiempo del deseado e interfieren en la vida cotidiana.

 

¿Qué tipos de TOC tratamos en la consulta de psicología en Valencia?

Estos son los diferentes tipos de TOC que hemos tratado en la consulta. Si sufres alguno de ellos, puedes ponerte en contacto con nosotros para recibir asesoramiento psicológico profesional

1. Las personas con TOC de limpiar o lavar.

Los pacientes que hemos tenido con esta obsesión tienen miedo a contaminarse o a contagiarse. Algunos de los pacientes temían contagiarse a sí mismos, sin embargo otros temían contagiar a otras personas. Este tipo de personas piensan mucho tiempo en la posibilidad de que puedan enfermar por la suciedad, por bacterias, o por tóxicos.

Los comportamientos que llevaban a cabo estos pacientes que acudieron a consulta eran: algunos se lavaban repetidas veces las manos ¡incluso con lejía!. Otros usaban guantes para tocar multitud de cosas cotidianas.

2. Las personas con TOC de ordenar

El orden es algo que a la mayor parte de las personas le gusta. Sin embargo, las personas con TOC de orden se vuelven obsesivas porque todo tenga un orden determinado, e invierten muchísimo tiempo buscando este orden. Hemos tenido pacientes en consulta que se pasaban más de 2 horas diarias, todos los días, poniendo en orden su casa. Aquí, algunos pacientes buscan exageradamente que cada cosa ocupe su lugar preestablecido ubicado al milímetro. Otras personas buscan que los objetos ocupen un lugar simétrico, o que no se toquen físicamente, etc.

 

3. Las personas con TOC de comprobar y verificar. Dudosos.

Este tipo de pacientes que han acudido a consulta se obsesionaban con la idea de que podría ocurrir una situación negativa, incluso catastrófica, si no supervisan objetos, situaciones o comportamientos. Por ejemplo, algunos pacientes comprobaban si habían dejado la puerta de casa cerrada hasta 3 o 4 veces casi cada vez que salían de casa. Otros verificaban que habían dejado el gas cerrado antes de acostarse. Muchos verificaban que habían dejado las luces bien apagadas, incluso pulsando el interruptor varias veces para reasegurarse de que estaban apagadas. Aquí el tipo de cosas que se pueden llegar a comprobar es realmente muy extenso.

4. Las personas con TOC que repiten un número de veces las cosas

Hemos tenido pacientes que se veían obligados por su pensamiento a hacer muchas cosas un número concreto y pre-establecido de veces. Por ejemplo, había personas que se obsesionaban con el número 3 y tenían que hacerlo todo siempre 3 veces. Por ejemplo, tenían que cerrar la puerta y volver a abrirla 3 veces, tenían que llamar a la puerta 3 veces cuando querían entrar en un espacio, tenían que

5. Las personas con TOC que acumulan

Hay personas que sufren TOC que tienden a acumular y guardar centenares de objetos que nunca van a usar. Llegan a tener la casa llena de cosas sin utilidad alguna, pero generan mucho sufrimiento ante la idea de deshacerse de esos objetos.

6. Las personas con TOC que realizan rituales mentales

Este es un caso también muy habitual. Hay personas con TOC que necesitan provocar unos pensamientos determinados, o llegar a una conclusión mental determianda. Algunos se obsesionan con los números. Por ejemplo, hemos tenido pacientes que sumaban los números de las matrículas de los coches (generlamente, decían, para que un familiar no tenga un problema de salud, porque ellos se sentirían responsables). Otros pacientes no ponen nunca el volumen de la tele o de la radio en el número 13. O tienen que poner el volumen en número pares y no puede estar en números impares. Como vemos, la relación entre la obsesión y los efectos no tiene por qué guardar una relación lógica, sin embargo es un hecho habitual que los pacientes con TOC puedan vincular sus rituales mentales con la prevención de determinadas catástrofes.

7. Las personas con TOC con miedo de hacer daño a otros.

En nuestra consulta de psicología en Valencia hemos tenido bastantes casos de personas que se obsesionaban por la posibilidad de hacer daño, sin querer, a un ser querido. Por ejemplo, de golpear a una hija, o apuñalar a un hermano. Estas personas tienen un sufrimiento mental muy elevado porque realmente quieren a esa persona, y nunca le van a perjudicar de esa manera. Sin embargo, su pensamiento les lleva a poner en duda si quizá le van a hacer daño en un futuro. Otros pacientes incluso dudaban si le habían hecho o no daño a su familiar sin que ellos mismo se hubiesen dado cuenta. Por ejemplo, una mujer que tuvimos en consulta entraba en la habitación de su hija para preguntarle si le dolía el estómago porque su TOC le hacía dudar de si había golpeado a su hija en el estómago o no. Obviamente, los pacientes con TOC tienen un problema de tipo obsesivo, su problema no es de agresividad. Así, esta mujer, y el resto de pacientes con TOC, no llegaron nunca a hacer ese daño al ser querido.

El posible daño al que se teme no tiene por qué ser a nivel físico. Algunos pacientes se obsesionaban con la idea de insultar sin desearlo a personas de su entorno (su pareja, su madre, su jefe…). En otras personas, la obsesión partía de decir algo que pudiese hacer daño a otra persona. Por ejemplo, obsesionarse con la idea de decirle a tu novia: “La camisa que me has regalado es un asco”. En este caso, al paciente sí que le gustaba la camisa, pero se obsesionaba con la posibilidad de que se le escapase eso y generase una discusión con su novia.

8. Las personas con TOC vinculado con creencias religiosas.

Algunos pacientes con TOC que vinieron al despacho, se obsesionaban por la idea de blasfemar contra Dios, incluso estando en misa. Temían que toda la gente se girase mirando a esa persona y pensando que se había vuelto loco por insultar a Dios en misa.

 

Si sospechas que puedes padecer TOC, estamos a tu entera disposición para atenderte.