Tratamiento de la fobia social en Valencia

¿Qué es la fobia social?

La fobia social es un miedo o malestar intenso asociado con la idea de estar siendo evaluado, juzgado, o la posibilidad de hacer el ridículo.

La fobia social es uno de los problemas de ansiedad más frecuentes. En algunos casos lo verás escrito como “trastorno de ansiedad social”. Es un problema de índole psicológica que se caracteriza por tener miedo o malestar intenso vinculado con situaciones sociales. Generalmente el malestar aparece motivado por el hecho de que esas situaciones sociales puedan llegar a ser embarazosas.

El temor puede aparecer ante la mirada de otras personas en forma de evaluación. Es lo que sucede, por ejemplo, cuando haces un examen o una prueba y otras personas están valorando cómo lo haces. Otras veces, el malestar aparece simplemente por estar en contacto con otras personas y temer poder ser evaluado por cualquier motivo.

¿Qué síntomas aparecen en la fobia social?

Las personas que tienen fobia social que han acudido a nuestra consulta hablaban de que en situaciones sociales, con frecuencia, tenían sensación de ruborización (se ponían rojos, o al menos tenían esa sensación en las mejillas), hablaban de que tenían una sudoración excesiva, algunos presentaban temblor, palpitaciones en el corazón, molestias gástricas, etc.

Algunos pacientes que han acudido a nuestro despacho de Valencia explicaban cómo en situaciones sociales hablaban rápido, o se bloqueaban totalmente y les costaba articular palabras con fluidez.

Una buena parte de los pacientes que hemos atendido presentaban también alguno de estos síntomas:

  • Miedo a quedarse en blanco o a tartamudear.
  • Pensamientos frecuentes de “voy a hacer el ridículo”, o “van a burlarse de mí”
  • Sensación de que los desconocidos le van a mirar y van a evaluar su comportamiento.
  • Evitar situaciones en las que se conozca a gente nueva

¿Qué situaciones suponen un problema para una persona con fobia social?

Las personas con fobia social pueden tener miedo o sentir malestar ante cualquier tipo de situación en la que esté presente otra persona. Puede suceder tanto con conocidos como con desconocidos. Las situaciones que hemos visto en consulta como generadoras de una mayor ansiedad son:

  • Tener que hablar en público para hacer una exposición de un trabajo o tarea que va a ser evaluado.
  • Participar en charlas o conversaciones informales con personas con las que no se tiene una alta confianza. Por ejemplo, un paciente de nuestra consulta se encontraba cómodo charlando con sus amigos de siempre, pero cuando alguno quedaba con otra persona en una reunión común, el paciente incrementaba mucho su nivel de ansiedad.
  • Escribir delante de otras personas (por ejemplo, cuando firmas en el supermercado después de pagar con tarjeta)
  • Comenzar una conversación con un desconocido (por ejemplo, para preguntar por una calle)
  • Acudir a  pubs, discotecas u otros locales de celebraciones o fiestas.

¿Cuándo comienza la fobia social?

 

La mayor parte de nuestros pacientes con fobia social comenzaron a sentir un malestar intenso asociado a la presencia de otras personas cuando estaban en su adolescencia tardía. Esto es, a partir de los 16-17 años. Hay una buena parte de pacientes que comenzaron la fobia social en su veintena.

 

Evolución de la fobia social sin y con tratamiento psicológico

La fobia social, al igual que el resto de las fobias, no suele experimentar mejoría si no se somete a tratamiento. En nuestra consulta de psicología hemos tratado a decenas de personas de más de 50 años que habían padecido fobia social durante toda su vida. Nuestra experiencia nos muestra que es difícil que la fobia social desaparezca o disminuya simplemente por el paso del tiempo. Más bien al contrario. Como también sucede con otras fobias, la fobia social suele ir extendiéndose progresivamente si no recibe tratamiento. De esta forma, la persona con fobia social puede comenzar evitando algunas situaciones, y año tras año va sumando otras situaciones nuevas que comienza a evitar.

La fobia social con tratamiento tiene una expectativa de mejoría muy favorable. Hasta la fecha, todos los pacientes que han acudido a nuestra consulta con fobia social han superado su fobia hasta tener un comportamiento totalmente normal en situaciones sociales. El nivel de malestar social se redujo significativamente desde las primeras sesiones. Por ello, nuestro consejo indica que una persona con fobia social debería acudir a tratamiento con un psicólogo especializado en esta fobia y no dejar pasar más tiempo.

Tanto en nuestra consulta de psicología como en muchas otras consultas de psicología hay psicólogos especialistas en el tratamiento de la fobia social. Si tú sufres esta fobia, o alguna persona cercana a ti, te aconsejamos que solicites una consulta para iniciar el tratamiento de este frecuente problema psicológico.