Claves para mejorar tu optimismo

El pesimismo lleva a la debilidad. El optimismo al poder (William James)

Lo que este famoso psicólogo pretendía decir con esta frase es que nuestros pensamientos influyen en nuestras acciones, por lo que pensamientos pesimistas llevarán a realizar menos acciones, a arriesgarse menos y, por lo tanto, a perder oportunidades. Mientras que, una tendencia al optimismo lleva a abrir más puertas y a conseguir más.

El optimismo, según la investigación científica, puede entenderse de dos formas:

  • Como rasgo, es decir, como una tendencia más o menos estable a esperar que en el futuro ocurran más cosas positivas que negativas. El optimismo rasgo es considerado una fortaleza del carácter o un rasgo de personalidad positivo, por lo que es más o menos heredable.
  • Como estilo explicativo. Las personas optimistas tienden a explicar los eventos negativos atribuyendo la responsabilidad a causas externas, suelen considerar estos hechos como puntuales e inestables, es decir, que no permanecerán en el tiempo.

 

¿Qué beneficios tiene el optimismo?:

Además de ampliar el rango de conductas, como he dicho al inicio, el optimismo tiene múltiples beneficios:

  • El optimismo produce emociones positivas y protege de las negativas, amortiguando sus efectos perjudiciales. Actualmente, desde la Psicología Positiva Clínica, se están utilizando técnicas de mejora del optimismo para mantener los efectos del tratamiento para los trastornos depresivos
  • Las personas optimistas tienen un enfoques “centrados en el problema”, es decir, cuando se enfrentan a adversidades focalizan su atención en aquello que tienen que hacer e idean planes de acción, en lugar de intentar evitar o negar el problema.
  • Promueve la auto-aceptación de uno mismo, siendo conscientes de nuestras virtudes y defectos
  • Son mas persistentes, no dejan de lado sus metas por haber tenido algún bache en el camino
  • Tienen menos estrés, confían en ellos mismos y en qué el futuro les deparará cosas buenas,  ven los sucesos negativos como retos
  • Son más longevos y tienen mejor salud física, en un estudio con universitarios se observó que aquellos que eran más optimistas sufrían menos enfermedades infecciosas lo que, a la larga, se traduce en una mayor esperanza de vida

Viendo todos estos beneficios, ¿cómo podemos mejorar nuestro optimismo?:

En primer lugar, es necesario aclarar que el optimismo es un “modo de vida”, por lo que has de intentar ser optimista la mayor parte del tiempo. Esto es costoso al principio, pero luego se convertirá en algo automático.

  • Ejercicios de saboreo. Detente en los momentos que te hagan feliz y vívelos plenamente, esto te hará consciente de que, incluso cuando nuestro día no es muy bueno, siempre tenemos algo que nos hace disfrutar
  • Rodeate de personas optimistas. El optimismo es contagioso y, si tienes dificultades para desarrollarlo la mejor forma de adquirirlo es mediante personas que lo sean
  • Los fracasos son oportunidades disfrazadas. Se aprende de forma más eficaz de los errores que de los aciertos, por lo que intenta extraer lo positivo de tus experiencias negativas
  • Celebra tus victorias, refuerza tus logros, aunque estos sean pequeños,  de esta manera serás más consciente de lo que vas consiguiendo

Estas son sólo algunas técnicas, pero si queréis aprender más sobre optimismo os recomiendo el libro: “Aprenda optimismo: haga de la vida una experiencia maravillosa” de Martin Seligman, quien es considerado uno de los padres de la Psicología Positiva.

También recomiendo el siguiente vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=4SnJjLc7-0E , que nos ilustra de forma amena y divertida las diferencias entre lo que ellos denominan el “optimismo ilusorio” y el “optimismo inteligente”

El optimista ve la oportunidad en toda calamidad, mientras que el pesimista ve la calamidad en toda oportunidad (William Churchill)

Espero que os guste la entrada y que os sea útil. Para cualquier consulta dejo mi correo electrónico (al287477@uji.es).

Un saludo

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.