Cómo comunicarte con tu pareja.

Hay momentos en la convivencia en pareja en los que la comunicación puede deteriorarse o que directamente pase a ser inexistente. Los resentimientos, recuerdos del pasado y la terquedad pueden provocar que se creen barreras para la comunicación entre ambos y sea cada vez más difícil entenderse. Sin embargo, cambiar la forma en la que escuchas a tu pareja y te expresas en una conversación puede ayudar a empezar a derribar esos muros que se han ido creando con el tiempo.

A continuación te voy a dar una serie de claves que pueden ayudarte a que aprendas cómo comunicarte con tu pareja de una forma más sana para ambos.

Cómo comunicarte con tu pareja:

El primer principio desde el que fundamentaremos las siguientes claves para aprender cómo comunicarte con tu pareja es el de la empatía. Es imprescindible entrenar la empatía para saber ponerte en el lugar de tu pareja y poder llegar a entender sus sentimientos, motivaciones y miedos antes que juzgarla o criticarla. Este principio se traduce en los siguientes consejos prácticos:

  • Sé comprensivo con el punto de vista de tu pareja: Cuando te sientes molesto/a puede ser difícil ver más allá de tus problemas. Tus necesidades no son satisfechas y sientes que das más de los que recibes. Pero, ¿qué hay de tu pareja? ¿Cómo se siente él o ella? Aunque pueda resultar complicado, debes tratar de ponerte en la situación del otro, esto es esencial para aprender cómo comunicarte con tu pareja. Una técnica que puedes utilizar para conseguir esto es preguntarte cómo te sentirías si fueras él o ella, por ejemplo: ¿cómo te sentirías si tuvieras las exigencias duras del trabajo de tu pareja? Pregúntate cómo te sentirías si tuvieras cada obstáculo de los que tu pareja tiene que enfrentar. Cuándo le das la espalda a tu pareja cuando estás enfadado/a piensa cómo te afectaría a ti si tu pareja te ignorara.
  • Escucha a tu pareja: Cuando tu pareja trata de explicarte algo, ¿la escuchas realmente? Si tu mente está acelerada mientras tu pareja habla y piensas en lo que vas a contestarle antes de que él o ella termine de hablar, no escuchas realmente. Mientras tu pareja habla, pon a un lado tus propios sentimientos. Ayúdate además, de un lenguaje corporal estimulante para que tu pareja sienta que realmente la estás escuchando, por ejemplo; mirándola de frente con una agradable expresión de apertura.
  • Sé moderado con tus reacciones: Trata de tomarte el tiempo para pensar antes de hablar. Piensa en las consecuencias de lo vas a decir. Piensa en cómo comunicarte con tu pareja ordenando tus palabras para que sean honestas y claras, pero no hirientes.
  • Trata de reflejarte: Reflejarse es una práctica que puede ayudarte a comunicarte de manera más eficiente con tu pareja. Después de que tu pareja te diga cómo se siente, repite tu interpretación de lo que dijo. Por ejemplo: “Me siento excluido(a) cuando sales los viernes y me dejas en casa solo(a)”. La respuesta refleja debe ser: “Me has dado a entender que te sientes solo(a) cuando salgo con mis amigos(as) los viernes. Puedo entender cómo te sientes”. Esto os ayudará a entender mejor vuestros estilos de comunicación.
Cómo comunicarte con tu pareja.

Cómo comunicarte con tu pareja.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El segundo principio es expresarse, desde el cual fundamentaremos las demás claves para aprender cómo comunicarte con tu pareja de forma eficiente.

  • Sé abierto con tu pareja: Cuando mantienes en secreto tus problemas o preocupaciones, se empiezan a acumular en tu mente y se vuelven un muro entre tu pareja y tú. Si un asunto es importante, callarlo será contraproducente, ya que deshacerse de esos pensamientos negativos que vienen acompañados a veces con otros pensamientos irracionales, será difícil si no ves cómo comunicarte con tu pareja. Cuando eres abierto con tu pareja puedes trabajar junto a ella distintas formas para resolver el problema o tus preocupaciones.
  • Trata de controlar tus emociones: Si tiendes a romper en llanto inmediatamente o te pones nervioso y entras en cólera durante las conversaciones íntimas, tu pareja terminará evitándolas. No trates de sostener una conversación cuando te sientas ansioso y molesto, espera hasta que te calmes y estés centrado. Es importante intentar no transferir tus emociones negativas a tu pareja.
  • Comunícate desde el “yo” y no desde el “tú”: Muchas veces, al intentar que nuestra pareja comprenda que nos sentimos mal por algo, lo hacemos en tono acusativo sin darnos cuenta. Por ejemplo; “Tú siempre llegas tarde por las noches y no llamas a casa para decirme dónde estás” Esta frase se podría convertir en una frase comunicada desde el “yo” expresando simplemente cómo te sientes, de la siguiente forma: “Me siento solo/a cuando se hacen las 22 de la noche y no has llegado a casa, además me preocupa que te haya podido pasar algo porque me importas”. Se trata de intentar averiguar cómo comunicarte con tu pareja expresando los propios sentimientos.
  • Resiste el deseo de ganar: Tu pareja y tú estáis en el mismo equipo. Estáis juntos porque habéis elegido emprender un camino de la mano, No existe algo como “ganar” una discusión mezquina. Incluso si te sales con la tuya, habrás perdido, porque ser competitivo con tu pareja erosiona la confianza y desgasta las bases de una relación.
  • No dudes en pedir perdón: Esta simple palabra puede hacer que tu pareja deje de estar enfadada. Debes estar dispuesto a ceder cuando estés equivocado, dejar el orgullo atrás y dar el primer paso, hacer esto es un signo de madurez psicológica. La terquedad no ayuda en ninguna relación.

Si crees que necesitas ayuda psicológica para aprender a comunicarte mejor con tu pareja, o terapia de pareja para ambos, puedes contactar con nosotros pidiendo cita a través de este enlace

Pedir cita

 

Además, me gustaría recomendarte este curso práctico sobre terapia de pareja. Si eres psicólogo o estudiante de psicología, puede serte de gran ayuda.

Julio Alberto Ruiz Ruiz
Psicólogo en Centro de Psicología Sanitaria Valencia.

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.