¿CÓMO PUEDO MEJORAR MIS HABILIDADES SOCIALES?

En contra de lo que piensa mucha gente, no se nace con el don de ser hábil socialmente. Pero si es cierto que hay personas que poseen unas mejores habilidades sociales que otras. Si no se nace con este don, entonces, ¿por qué hay personas que son más hábiles en las relaciones con los demás? Esto se debe a su aprendizaje desde la infancia, a sus modelos y al acierto/error que les ha llevado a modular su conducta hacia aquellas actitudes que mayor beneficio les aportan.

No obstante, aunque estos aprendizajes se realicen en la infancia, ¿es posible modificarlos en la edad adulta? Pues sí, es posible. Aunque su aprendizaje provoque un mayor costo de tiempo y esfuerzo, pues los adultos ya poseen unos patrones adaptativos de comportamiento, hay ciertos trucos que nos pueden resultar muy útiles en nuestra interacción con los demás y que podemos modificar y aprender para sacar el máximo beneficio de nuestras relaciones sociales. Estos son unos cuantos de ellos:

  • Ofrecer cumplidos

    De la misma forma que a ti te gusta que te alaben de vez en cuando a los demás también. Un cumplido en un determinado momento no sólo muestra tu interés en esa persona, pues le has prestado atención y te has fijado en ella, si no que le provocará sentimientos agradables y, si provocas agrado en alguien es muy probable que luego esa persona te busque y se interese también por ti.

  • Utiliza la comunicación emocional para generar empatía

    Estamos acostumbrados a hablar de manera objetiva y rígida y no incluir nuestras emociones cuando damos nuestra opinión, sin que la comunicación fluya en función de lo que hemos visto y sentido.

    Es decir, solemos decir “ ese libro es aburridísimo”, lo que puede provocar en los demás si su opinión es diferente a la tuya que sienta que le estás retando. Si en cambio utilizáramos “Cuando leí ese libro tenía grandes expectativas, pero me pareció muy aburrido” el mensaje no causará conflicto, ya que es una opinión subjetiva además de personal, y las emociones y experiencias que vivimos no se pueden discutir.

    Esto te ayudará a abrirte a los demás, a que te conozcan mejor generando cercanía y, te servirá para conectar mejor con las personas porque crearas empatía en ellas.

  • Repite la última frase

    De esta forma mantendremos una escucha activa y nos resultará mucho más fácil prestar toda nuestra atención en lo que está diciendo la otra persona. A todos nos gusta que nos presten atención cuando hablamos. Evita coger el móvil o mirar hacia otros lados. También puedes asentir con la cabeza, recuerda, no solo vale con escuchar, también debes demostrarlo.

  • Mantén el contacto visual

    Te ayudará mantener la atención mirar a los ojos de la persona cuando habla, o concentrarte en su color, de esta forma te será más fácil escucharle. Parece una tontería pero para la gente tímida supone una dificultad enorme, sin embargo es muy positivo a la hora de establecer vínculos emocionales con una persona, y para demostrar nuestro interés en la conversación.

  • Ponte a prueba

    No esperes a sentirte confiado antes de actuar ante un reto, porque eso no ocurrirá nunca. Sólo conseguirás desarrollar la seguridad necesaria si primero te enfrentas a él sin confianza. Esto es muy importante y es realmente el que te hará mejorar tus habilidades sociales. Si temes estas situaciones puedes practicar con desconocidos conversaciones triviales. Por ejemplo, cuando subes en el ascensor con un vecino o cuando vas a la barra del bar y conversas con el camarero.

  • El tema de conversación favorito de todo el mundo

    Podría darte una extensa lista de los temas que a mi me parecen muy interesantes, pero éstos pueden no parecérselo a otro. Sin embargo, ¿sabes que la ciencia ha demostrado que hay un tema que siempre es interesante? Si todavía evitas conocer gente nueva por miedo a quedarte sin tema de conversación o no saber qué decir el tema con el que nunca vas a fallar es; que hablen de sí mismos. Esto se debe a que cuando hablamos de nosotros nuestro cerebro siente placer. De esta forma preguntarle a la persona sobre ella, no sólo qué es lo que hace, también sobre los motivos por los que hace las cosas, generara sensaciones muy positivas en ella. Es una buena idea que hables menos y preguntes más, puedes evitar que se convierta en un interrogatorio añadiendo información de ti de vez en cuando, pero no dudes en centrar la conversación en aquella persona a la que quieres conocer.

  • Lo importante que es recordar el nombre

    Está demostrado que cuando recuerdas el nombre de una persona y lo utilizas generas en ella emociones positivas (placer) e interés, esto se debe la activación de una zona en el hemisferio izquierdo del cerebro. Es importante que no te de vergüenza, pregunta el nombre al principio e introdúcelo un par de veces en la conversación, así dejarás de ser un extraño(ya conoces su nombre), y causarás una mejor impresión.

  • Sé empático

    Olvidate de juzgar lo que está diciendo, deja de desviar tus pensamientos o de pensar una respuesta. Centra toda tu atención en la persona que tienes delante y que te está explicando algo. Pregúntate por qué te está contando eso, ¿cuáles son sus pensamientos emociones, miedos, ilusiones, frustraciones? Es la mejor forma de llegar a entenderla.

  • Contacto

    Con sólo un ligero contacto en el brazo u hombro generas mayor confianza. Los primates se pasan tocándose la mayor parte del tiempo, el contacto sigue manteniendo una de sus funciones más primitivas y puede ser un gran aliado a la hora de fortalecer vínculos.

Por último, a la hora de transmitir información ésta es una de las técnicas asertivas más útiles que hay :

  • La técnica del Sandwich

    Esta técnica consiste en decir un aspecto positivo, luego introducir algo que se podría mejorar y terminar utilizando algún otro aspecto positivo como palabras de ánimo y confianza. Por ejemplo, si queremos decirle a un compañero del piso que sea más ordenado le diríamos “ me encanta compartir piso contigo, pero me gustaría que dejaras más ordenadas las zonas comunes, confío en que puedes hacerlo. “

Es importante ir practicando estos trucos, y sobre todo, tener ganas de cambiar.

Como dijo Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

María López-Fando Galdón / marialopezfando@hotmail.com

 

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.