Competencias y su importancia en el mundo laboral

Hoy en día estamos observando constantes cambios en el ámbito social, político, económico, educacional y laboral. La tecnología avanza cada vez de forma más rápida, ofreciéndonos facilidades tanto para la vida personal como laboral. No obstante, este desarrollo también lleva consigo ciertos problemas como la necesidad de formar a las personas para que aprendan y se adapten a los cambios. Entra entonces en juego el término de “competencia”.

Entendemos por competencia la adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes complementadas entre sí y que permitan actuar con eficacia en las diferentes situaciones profesionales al aportar un saber (conocimientos), un saber hacer (destrezas) y un saber estar (actitudes) en cada actuación. (Armengol et al,. 2011)

Al encontrarnos con un escenario donde la tecnología cada vez irá ganando más protagonismo, las personas hemos de destacar en competencias, ya que difícilmente las maquinas puedan alcanzarnos a nivel de trabajo en equipo, liderazgo, habilidades comunicativas…

Por ello encontramos que las empresas en los últimos años están apostando por los/las trabajadores/as que cuenten, a demás de con conocimientos teóricos, con ciertas competencias. Dependiendo del puesto de trabajo a cubrir, importarán más una serie de estas destrezas u otras.

Después de una revisión de resultados que facilitan diversos estudios en el tema, se encuentra que:

-La Universidad de Granada (Martínez, 2002) destaca que los empresarios buscan competencias profesionales (como adaptación al cambio, movilidad, disponibilidad, implicación y compromiso en el trabajo) más que conocimientos académicos.

-En los trabajos de varios autores (García, 2006; Instituto tecnológico de Monterrey, 2001; Marcelo, 2005; Poblete y García, 2006), los planteamientos del Proyecto Tuning y las propuestas de diversos libros, se encuentra que las competencias que debe poseer el alumnado universitario son: responsabilidad, autoconfianza, resolución de problemas, habilidades comunicativas, razonamiento crítico, flexibilidad, trabajo en equipo, iniciativa, planificación y creatividad.

 

 

En conclusión, las demandas por parte de las empresas para elegir a una persona para un puesto de trabajo (sobretodo de nivel universitario) están cambiando ya que actualmente que los trabajadores cuenten con conocimientos teóricos no es suficiente. Esto lleva a la importancia de seleccionar y mantener al personal por sus competencias. 

Las competencias necesarias que recalcan los diferentes estudios son: responsabilidad o compromiso y trabajo en equipo.

Además destacan otras competencias parecidas pero con pequeños matices como son: adaptación al cambio, resolución de problemas y capacidad para aprender.

Finalizo entonces con la pregunta, ¿qué tal tus competencias? ¿habría que trabajar en ellas?

 

Bibliografía

Marcos Cabezas González, Sara Serrate González, Sonia Casillas Martín. (2017). Valoración de los alumnos de la adquisición de competencias generales y específicas de las prácticas externas. RMIE, 22, 685-704

María Rosa García Ruiz. (2006). Las competencias de los alumnos universitarios. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 20, 253-269

Viviana González Maura, Rosa María González Tirados. (2008). Competencias genéricas y formación profesional: un análisis desde la docencia universitaria. Revista Iberoamericana de Educación, 47, 185-209.

 

Sara Pastor.

Psicóloga.

Colaboradora del Centro de Psicología Calma al Mar, Valencia.

Comparte en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.