Educar con inteligencia emocional. Presentación

En la consulta de psicología me he encontrado padres desesperados, preocupados y sobre todo con necesidad de encontrar SOLUCIONES, ante las dificultades encontradas en la crianza y educación de sus hijos.

Comunicación poco fluida entre los miembros de la familia, rigidez, permisividad, normas difusas, falta de empatía y escucha activa, entre otras, son las demandas principales de los papás y mamás que acuden a nuestro centro en busca de ayuda, con el objetivo principal de mejorar las relaciones familiares y la convivencia.

En la fase de evaluación, detectamos que normalmente estas familias presentan un déficit en habilidades sociales y no han desarrollado lo que se conoce como INTELIGENCIA EMOCIONAL. Del mismo modo que podemos trabajar con la familia las habilidades sociales como la capacidad de escucha o la comunicación asertiva (defensa de los propios derechos, respetando a los demás), podemos convertirnos en personas emocionalmente inteligentes, y educar a nuestros hijos desde esta perspectiva, os aseguro que nunca es tarde, sólo tienes que tener ganas de introducirte en el maravilloso mundo de las emociones.

Te adelanto que no es suficiente saber lo que es, si quieres que tu hijo/a desarrolle su inteligencia emocional, tendrás que hacerlo tú primero, por lo que vamos a ponernos manos a la obra, iremos paso por paso.

¿Cómo lo vamos a hacer?

En primer lugar, te voy a explicar qué es la inteligencia emocional y los beneficios que tiene. (Presentación)

La semana que viene, aprenderás cuál es el primer paso a seguir para convertirte en una persona emocionalmente inteligente y tendrás que ponerlo en práctica. Resultará un gran esfuerzo para ti, pero esta sensación sólo la tendrás al principio, luego conseguirás convertirlo en un hábito y muy pronto serás consciente de todos los beneficios que puedes llegar a obtener. (Paso 1)

La siguiente semana, te mostraré el segundo paso y también te invitaré a que lo pongas en prácticas. (Paso 2)

Por último, estaré abierta a atender a las dificultades encontradas en cada caso individual y buscar posibles soluciones.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

<< la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones>> (Goleman,1995)

Por lo tanto, tendrás que aprender a identificar y poner nombre a la emoción, para poder gestionarlas de forma adecuada en diferentes situaciones, buscando tu propio beneficio y el de tu entorno.

¿Qué beneficios tiene ser una persona emocionalmente inteligente?

  • Podrás beneficiarte de todas y cada una de tus emociones, incluso de las negativas como la tristeza, la envidia, la frustración etc., sacando el máximo rendimiento de las mismas.
  • Aumentará tu propio bienestar y el de tu familia. (hijos, papás y mamás, más felices)
  • Te ayudará a enfrentar situaciones de la vida cotidiana estresantes, ya sea en el área laboral, familiar, social o afectiva.
  • Fomentará tu automotivación y facilitará la consecución de objetivos; conseguir que tu hijo/a se vaya a dormir a la hora establecida, y lo haga en su cama durante toda la noche.
  • Tendrás un mayor autocontrol en situaciones límite; tu hijo/a se ha caído, se ha hecho una brecha en la cabeza y está sangrando mucho.
  • Mejorarás tu capacidad de comunicación con las personas de tu entorno próximo (hijos, pareja, etc.); dialogar con tu hijo/a sobre un mal comportamiento que ha tenido en el colegio (pegar a un compañero), manteniendo la calma y haciéndole comprender por qué está mal lo que ha hecho, las consecuencias que tiene y por qué no tiene que volver hacerlo.
  • Te mostrarás más paciente a la hora de recibir recompensas y tendrás tolerancia a la frustración; has probado infinitas estrategias para que tu hijo/a adolescente apruebe el bachillerato y no hay manera de conseguirlo, seguirás intentándolo y pedirás ayuda si es necesario, hasta conseguir una solución que pueda beneficiar a ambas partes.

(los ejemplos utilizados, son situaciones cotidianas que los papás y mamás que acuden a nuestro centro de psicología nos plantean diariamente)

Te adelanto que la semana que viene escribiré sobre la CONCIENCIA EMOCIONAL, compuesta por la percepción emocional y la comprensión y validación de las emociones.

¡NO TE LO PUEDES PERDER!

 

Ana Clemente Cortés, CV12442.

Psicóloga en Centro de Psicología Sanitaria Valencia

 

 

 

 

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.