El león azul y los pensamientos intrusivos

Piensa en cualquier cosa menos en un león de color azul. ¿Ya está? ¿En qué has pensado? ¿Me equivoco si digo que no has logrado sacar de tu mente un león, corpulento y con una larga melena todo él del color del cielo?

¿Por qué ocurre esto? ¿No deberían irse los pensamientos si me obligo a no pensar en ellos? La respuesta, por desgracia, es no.

Muchas veces, cuando tenemos pensamientos negativos acerca de nosotros mismo o acerca de una situación que estamos viviendo, intentamos de todas las formas que conocemos eliminarlos. Hacemos un esfuerzo por quitarlos de nuestra mente, por autoconvencernos de que lo que estamos pensando no es real o, que en ocasiones, hasta somos conscientes de que carecen de sentido. Pero siguen ahí, y a veces hasta nos pueden afectar a nuestra autoestima o rutina diaria.

Con esto nos damos cuenta de que, por momentos, la lucha contra nuestra mente es infructuosa y que los pensamientos intrusivos no solo no se van, sino que reaparecen en nuestra cabeza todavía con más intensidad. Todo esto se debe al efecto rebote.  Por lo tanto, para lograr que todas estas malas ideas se vayan de tu mente, no debes negarte a pensar en ellas, sino dejarlas fluir libremente.

La clave está en dejar los pensamientos donde están, en que seas consciente de que forman parte de ti pero que no te definen, de que tú no eres todo aquello que se te pasa por la cabeza. Que yo piense algo no significa que en realidad esté de acuerdo con esa idea o que ésta sea real.

“No creas todo lo que piensas “

Simplemente, acepta quien eres. Auto-observa tus pensamientos, seguramente haya muchos de ellos que no te agraden o que te gustaría que no estuvieran ahí, ríete de ellos, anótalos y trata de analizar su veracidad. Eres un ser humano, y como tal vas a tener todo tipo de pensamientos, ya sean imágenes, palabras, sonidos… y eso no quiere decir que sean reales, que tengan que ver contigo o que debas sentirte culpable por ellos.

 

Si alguna vez has tenido algún tipo de pensamiento intrusivo y consideras que esto no te deja avanzar en tu día a día o que está afectando a tu autoestima, te dejamos aquí nuestro contacto para que no dudes en llamarnos y solicitar nuestra ayuda.

 

Sara Arjones González

Psicóloga en formación y colaboradora del Centro de Psicología Calma al Mar

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.