Hablamos del duelo…

Perder a un ser querido es uno de los episodios más dolorosos y traumáticos que puede afrontar una persona. El duelo es una etapa necesaria para superar la pérdida, y no hay una forma «normal» de vivirlo, cada uno lo hace a su manera, sin embargo, este proceso tiene una serie de fases que deben pasarse (Elisabeth Kübler-Ross):

  1. Negación: A veces es tan repentina la muerte de nuestro ser querido que no nos da tiempo a asimilar lo que está sucediendo  y nuestro cerebro actúa negándolo para tratar de sufrir menos y así, protegernos.
  2. Ira: la rabia y el resentimiento aparecen de pronto y tratamos de buscar culpables de la situación. En estos momentos lo más aconsejable es hablar con otras personas, expresando tus sentimientos, así te sentirás más liberado y satisfecho.
  3. Negociación: proceso mental por el que pasan algunas personas que han sufrido una pérdida reciente. Se fantasea con situaciones que no son reales. Por ejemplo: “¿qué hubiera pasado si…
  4. Depresión: dejamos de fantasear con realidades paralelas y volvemos al presente con una gran tristeza y sensación de soledad porque la persona a la que tanto queríamos ya no está.
  5. Aceptación: se acepta la muerte del ser querido cuando se aprende a seguir viviendo en un mundo en el que ya no está. El dolor característico del duelo se va extinguiendo con el paso del tiempo y poco a poco las cosas vuelven a la normalidad. Mucha gente puede pensar que aceptar la muerte es sinónimo de olvidar esta, pero para nada se trata de esto.

A continuación, presentaremos algunas claves para hacer que la superación del duelo sea, al menos, un poco menos complicada:

  • Aceptar los propios sentimientos: enfado (hacia la persona que ha muerto, hacia sí mismo), tristeza, frustración. Pero a menudo también aparecen otros como agotamiento, culpa, impotencia, ansiedad, desesperación, insensibilidad, alivio, confusión, vacío, miedo. La clave en este caso es darse la posibilidad de atravesar tales sentimientos, incluso aunque desde un punto de vista racional le parezcan incorrectos.
  • Hablar sobre la muerte del ser querido con otras personas: esto puede ayudar a entender que es lo que ha sucedido
  • Rodearse de buenas personas que intentar ayudarle y no encerrarse en si mismo
  • Cuidar su salud física: en ocasiones, tras un acontecimiento como es el duelo, podemos olvidarnos de nosotros mismos y dejar de cuidarnos. Sal a pasear, haz deporte, cuida tu dieta… y todo será un poquito más sencillo
  • Recuerda los buenos momentos que pasaste con tu ser querido y disfrútalos

Y recuerda:

No sabes lo fuerte que eres hasta que ser fuerte es la única opción que tienes – Bob Marley

 

Si estás pasando por un momento como este y consideras que necesitas ayuda, no dudes en contactar con nosotros.

 

Sara Arjones González

Psicóloga en formación y colaboradora en Calma al Mar

 

Comparte en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

3 Comments to Hablamos del duelo…

  1. Sara Guillermo Álvarez dice:

    Perdí a mi hermana en un accidente de tráfico hace 7 meses y 4 días y no consigo superarlo. Todas las mañanas me levanto con una tristeza enorme en el alma. ¿Qué puedo hacer?

  2. Santi dice:

    ¿Puede una persona quedarse en la fase de depresión durante más de 10 años, por ejemplo, sin llegar a la fase de aceptación? Es que desde que falleció mi madre, mi padre no levanta cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.