La nueva droga del siglo XXI: los smartphones

Este artículo va dedicado para ti que eres padre, madre, hermana/o, tio/a, abuelo/a. Tu también conoces a un adolescente que no puede dejar su móvil ni un segundo. Un adolesccente que prefiere chatear antes que hablar contigo, que se encierra en sí mismo. En la actualidad, el uso del smartphone es cada vez  más precoz, no obstante, no están preparados para tener este arma de destrucción masiva en sus manos.

¿Por qué es importante hablar sobre esto?

Estás hiperconectado/a , dar un ejemplo correcto a los más jóvenes del uso del smartphone empieza en ti. De esta manera empezaran a hacer un uso correcto de esta herramienta tan poderosa. Con 14 años la mayoría de los adolescentes tienen acceso a un smartphone, tablet, PC, etc.  Según El País en su artículo «Empantallados: la adicción sin sustancia» hay estudios que afirman que un 21% de los jóvenes españoles de entre 10 y 25 años sufre un trastorno comportamental debido al uso de estas herramientas. Estos jóvenes progresivamente van perdiendo el control .Los padres no saben cómo actuar y finalmente pierden el control de la situación cuando ya es demasiado tarde. Además, las clasificaciones  de los trastornos mentales (DSM-IV o CIE-10) no tienen en cuenta las adicciones a los smartphones. Afortunadamente, varias asociaciones como Asociación Proyecto Hombre lanzó en 2013 un programa para jóvenes adictos a las tecnologías de la comunicación. Por tanto, hay esperanza en todo esto.

¿Cómo saber si tu hijo/a está enganchado/a?

  • Cambios conductuales y emocionales bruscos
  • Disminución de la comunicación
  • Cambio de hábitos (alimentarios, de sueño, relaciones sociales, resultados académicos)
  • Abandono de tareas a cambio de aislarse (deporte, salir con amigos etc)

¿Cómo prevenirlo?

Que no cunda el pánico, es importante conocer los primeros indicios, no obstante existen muchos métodos de prevención que puedes llevar a cabo ahora mismo. Ya seas familiar o profesor puedes orientarlos.

  • Restringir el uso del smartphone acordando una serie de normas con el adolescente
  • Respetar los tiempos de estudio, descanso, familia, amigos, deporte, etc
  • Como adulto/a es importante que le ofrezcas consejos y te muestres interesado/a por las aplicaciones que utiliza o juegos. Existen páginas web como la Oficina de Seguridad Internauta que aporta información de calidad sobre privacidad.

 

¿Qué puede hacer la familia?

  • Transmitir valores personales como la autorrealización, disciplina, honestidad
  • Transmitir valores sociales como la justicia, solidaridad, lealtad y generosidad
  • Permitir que haya una comunicación familiar fluída
  • Informar a los adolescentes sobre los riesgos presentes en Internet y el uso responsable del mismo
  • Fortalecer autoestima en los jóvenes

 

¿Qué pautas puedes poner en marcha?

(basada en la guía para padres y educadores sobre el uso seguro de Internet, móviles y videojuegos de Francisco Labrador Encinas, Ana Requesens Moll y Mayte Helguera Fuentes )

  • No imponer las reglas, siempre deben ser consensuadas. Puedes redactar un contrato con el adolescente y que lo firme a continuación
  • Hablar sobre los hábitos de uso de internet: conocer cómo y para qué lo usan.
  • Darles la oportunidad de que te enseñen a utilizar una aplicación
  • Deja que usen internet cuando hayan adultos en casa
  • Evita que se conecten por la noche
  • Fija objetivos y tiempos para hacer uso del dispositivo

Si quieres saber más sobre la educación a tus hijos/as

Se puede hacer un buen uso de las buenas tecnologías, ayuda a los más jóvenes a que puedan alcanzar estos objetivos sin que su desarrollo se vea dañado irrebocablemente.

Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida. Pitágoras

 

Andrea Martínez Pellicer, colaboradora del centro de Psicología de Calma al Mar, en Valencia

 

Referencias:

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.