La técnica de resolución de problemas.

En ocasiones nos encontramos ante situaciones confusas, que exigen una solución, no sólamente psicológica, sino práctica. La resolución de problemas es una técnica destinada a tal fin. Se trata de un método eficaz para tomar decisiones. No garantiza que elijamos la mejor solución, pero aumenta enormemente las probabilidades de hacerlo.

Implica seguir una serie de fases progresivas:

1- Conseguir una buena disposición.

2- Definir el problema.

3- Buscar opciones.

4- Valorar y decidir.

5- Aplicar y revisar.

Tu curso de Formador de Formadores en:

Instituto Europeo de Formación de Formadores

Creamos tu página web profesional

Amalapublicidad

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.