Me excita ver maltratos físicos. Consultorio psicológico

PREGUNTA: Soy una chica de 19 años y tengo un problema de ausencia de deseo sexual. Esto viene desde que tenía 12 o 13 años. Con esa edad comencé a tener ensoñaciones de gente maltratándose. Sobre todo adultos maltratando a niños. Esto me excitaba aunque yo no sabía que lo que estaba sintiendo era excitación sexual.

Hace dos años aproximadamente me di cuenta de lo que me ocurría y rechacé completamente estos pensamientos. A partir de ese momento he estado con chicos esporádicamente pero nunca he mantenido relaciones pues me cuesta intimar como para tener una pareja estable y cuando hay “demasiado” acercamiento lo rechazo pues no siento nada. Hace unos días me estuve “liando” con un chaval que yo creía me gustaba pero no llegué a excitarme en absoluto.

Lo peor viene cuando hace unos días me enviaron un video-denuncia de una madre maltratando a su hijo. Me quedé horrorizada al descubrir que estas horribles imágenes me excitaban.
Carla
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
RESPUESTA:

Hola Carla,

Gracias por compartir tu problema sexual.

Lo primero que debes hacer es analizar el motivo de tu falta de deseo sexual, y de que no sientas nada. Como tienes excitación sexual ante una situación poco habitual, estás atribuyendo que tu poco deseo sexual con chicos parte de esas ensoñaciones. En consulta hemos encontrado muchos casos de chicas con edades similares a la tuya en las que la falta de excitación era finalmente debida a uno de estos dos factores:

1. Las pocas habilidades sexuales de las parejas, sumado al poco conocimiento del propio cuerpo y el propio mapa erógeno.

2. El incremento de ansiedad producido porque cualquier situación sexual les recordaba a su “imagen no deseada”, y generaba un esfuerzo por sacar esta imagen del pensamiento. El propio esfuerzo en “no pensar” en esa imagen, hacía que ellas no se dejasen llevar por la situación sexual.

Por eso te planteo que el primer paso sería ver qué sucede exactamente en tus encuentros íntimos, y qué pensamientos tienes en ellos.

A partir de ahí, el siguiente paso sería encontrar cómo vas a integrar esa imagen en tu sexualidad.

Para eso, has de saber que la inmensa mayor parte de las mujeres han sentido en alguna ocasión excitación sexual ante imágenes mentales que en su imaginación les excitaban pero que jamás desearían llevar a la práctica en la realidad. Si uno tiene claro que es solo una fantasía, está bien que uno se deje llevar por su imaginación.

Por ejemplo, en consulta hemos tenido muchos casos de chicas que se sentían “bichos raros” por excitarse pensando que las violaban o que abusaban de ellas, siendo esta una fantasía sexual que muchas chicas tienen. Lo que no significa en absoluto que deseen que pase en la realidad. Jamás lo querrían. Es solo una fantasía con la que juegan para excitarse.

Otras chicas sienten excitación ante la fantasía de tener relaciones sexuales súbitas con desconocidos sin tener ningún intercambio previo de palabras. Sin embargo, en su día a día desean compartir su sexualidad solo con gente en la que depositan confianza. En algunos casos, integran estas imágenes en su masturbación y en sus relaciones sexuales, como una fantasía en la que piensan para excitarse más. Ven su imagen mental solo como un juego por el que se dejan llevar porque las excita, y porque al fin y al cabo no le hacen daño a nadie con ello.

Otras chicas deciden reprimir estas imágenes mentales porque las consideran poco sanas, raras, o producto de una extraña perversión. Esta represión, si se realiza con esfuerzo por “dejar de pensar en ello”, genera todavía más ansiedad. Genera también que las imágenes aparezcan con más frecuencia, provocando a su vez una ansiedad mayor.

Por último, cabría la posibilidad de que para excitarte tuvieses la necesidad de llevar a cabo esa acción de maltratar a algún niño. En este caso, tu fantasía le haría daño a otra persona, y estos deseos no serían sanos para ti, y requeriría de la intervención psicológica apropiada.

 

Psicólogo Fernando PenaFernando Pena

Psicólogo con consulta clínica privada y profesor de Psicología Clínica en el Instituto Europeo de Formación de Formadores. Director del Máster de Psicología Clínica de la AEPCCC en Valencia. Responsable del consultorio psicológico del periódico Las Provincias. Asesor de psicólogos sanitarios para la Agencia de Publicidad AMA.

E-mail: Fernando@cop.es
Twitter: @Psicoteca

Tu curso de Formador de Formadores en:

Instituto Europeo de Formación de Formadores

Creamos tu página web profesional

Amalapublicidad

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail