Mensajes subliminales en la publicidad. Publicidad sexista.

Nos encontramos inmersos en un mundo en el que las nuevas tecnologías adquieren el papel central de la vida social, educativa, política, económica, etc. pero con ello no nos estamos refiriendo únicamente a la posibilidad que la tecnología nos ofrece en cuanto a rapidez, sino que la reflexión debe ir mucho más allá y ser mucho más profunda.

Las nuevas tecnologías confieren al mundo actual la posibilidad de acceder a cualquier rincón del mundo, saber sobre cualquier persona, comprar y vender, entre otras múltiples funciones. Esto significa que tenemos acceso a cualquier tipo de información que necesitemos en el momento y lugar que deseemos solicitarla.

Como vemos, cuando hablamos de nuevas tecnologías estamos hablando de nuevas formas de acceso a la información y de la comunicación. La comunicación, es la palabra clave que nos interesa reflexionar en este punto del proyecto.

Los seres humanos somos los únicos animales capaces de comunicarnos con los demás a través del lenguaje, y como sabemos, existe tanto el lenguaje verbal como el no verbal.

Toda la comunicación que encontramos en las tecnologías hace que llamemos a estas fuentes como medios de comunicación. Estos medios tienen el poder de transmitir la información que consumimos socialmente día tras día, por lo que es verdaderamente importante analizar lo que estamos aprendiendo como consumidores en una sociedad que ha sido etiquetada como sociedad del conocimiento y de la información. Sin embargo, ¿qué estamos consumiendo exactamente?, ¿toda la información que recibimos es veraz o contiene mensajes subliminales en base a los intereses de los que emiten dicha información?

El 10 de junio de 1956 se publicó en primera página del London Sunday Times el artículo titulado “Ventas a través del subconsciente”. Es el primer ejemplo más conocido en el cuál se habló de los mensajes subliminales en publicidad.

De hecho, como comenta el artículo, se realizó un experimento con una muestra de 45.699 personas. En él se pretendía aumentar las ventas de una marca conocida de bebida y de comida. Durante la exhibición de una película, presentaron una publicidad que animaba a los presentes a consumir bebidas y comida en días alternos para observar y analizar las diferencias. Los resultados fueron asombrosos, ya que en los días en los que se había incluido la publicidad, se aumento la venta de comida en un 57,7% y en un 18% la de bebidas.

La conclusión de esta entrada radica en la reflexión de que a través de los mensajes subliminales, se crean en el subconsciente ideas, sensaciones, percepciones y sentimientos que pueden modificar e incluso cambiar conductas, comportamientos y actitudes en las personas y en consecuencia, en las relaciones sociales que establece el ser humano. De Andrés comenta al respecto que “tenemos que tener conciencia de los mensajes condicionantes que se nos transmiten cada día, y que nos marcan en la formación de nuestra identidad de género”. Es importante entonces que seamos críticos con los mensajes que observamos en los diferentes medios de comunicación, ya que como vamos a ver en el siguiente apartado del presente capítulo, esos mensajes también aparecen en relación con la violencia de género y el hecho de seguir induciendo a comportarse de forma sexista, lo que encuadramos dentro del significado de violencia simbólica. De hecho, en muchas ocasiones ni siquiera los autores de estos mensajes son conscientes de ello, ya que como venimos diciendo, tenemos interiorizado un sistema patriarcal que separa a hombres y mujeres en roles y estereotipos que siguen creando diferencias y discriminaciones.

Sonia Morató Piñol. Pedagoga especializada en violencia de género.

Dirección de e-mail: soniamp1@outlook.es

Linkedin:https://www.linkedin.com/in/sonia-morat%C3%B3-pi%C3%B1ol-5899b985?trk=nav_responsive_tab_profile

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.