Mindfulness arte de estar presente en el “Aquí y Ahora”

¿Qué es el Mindfulness?

El Mindfulness, o atención plena, es más una forma de relacionarse con el mundo y con nosotros mismos, donde rige la atención total, la capacidad de saberse concentrar, meditar, reflexionar y tranquilizar la mente en el momento, “Aquí y ahora”.
Su origen reside en Oriente, en el budismo y la meditación Vipassana y consiste en atender a lo presente, con curiosidad, con ansias de aceptación y sin juicios.

Su precursor es el biólogo, médico y escritor Jon Kabat-Zinn. “Su principal modo de aplicación es la meditación, con especial atención en la respiración” (Langer,1989).

Mindfulness ayuda a gestionar las emociones y pensamientos, a identificar el Self (nuestro “sí mismo”), a afrontar la realidad, manejar la impulsividad y “ayuda a las personas a no caer en automatismos y rumiaciones, que podrían derivar en ansiedad y estrés” (Thompson y Waltz, 2008).

Desde un punto de vista científico, podemos definir Mindfulness como “un estado en el que el practicante es capaz de mantener la atención centrada en un objeto por un periodo de tiempo teóricamente ilimitado”. (Lutz, Dunne y Davidson, 2007).

El auge que actualmente este fenómeno paradigmático está teniendo en nuestros días es evidente generalizándose en la psicología occidental a diversas técnicas cuya base principal es el Mindfulness: Reducción de estrés (MBSR-Kabat-Zinn, 2003); terapia cognitiva (MBCT: Segal, Wuilliams,Teasdale, 2002); terapia de aceptación y compromiso (ACT: Hayes, Strosahl y Houts, 2005) y la terapia conductual dialéctica (DB:Linehan; García Palacios,2006).

Mindfulness o meditación, enfatiza la plena consciencia, la reflexión cognitiva y la capacidad de interiorizar pensamientos, sentimientos y sensaciones, de ahí la importancia de introducir la meditación en la educación de los niños desde bien temprana edad para enseñarles a ser más conscientes además de conseguir habilidades mentales que les ayudan a mejorar la capacidad atencional y a gestionar las emociones.

De los muchos beneficios que aporta a la psicología encontramos entre otros:

• Regulación de la atención y las emociones
• Mejora en el rendimiento académico,al mejorar los aspectos
cognitivos
• Disminuye la hormona de cortisol (causante del estrés)
• Mejora en salud mental de manera generaliza
• Potencia el desarrollo personal, la autorregulación y la autoestima
• Previne la recaída de las personas con problemas de adicción
• Analiza de manera más objetiva la capacidad de perspectiva
• Mejora del comportamiento pro-social.
• Es efectivo en trastornos obsesivo compulsivo
• Flujo centralizado, concentración de energía mental
• Ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento
• Aumenta la plasticidad cerebral

¿Para que el Mindfulness?:

• Escanear y revisar tu cuerpo
• Utilizar los cinco sentidos,
• Respirar profundamente
• Vivir el aquí y ahora
• Percibir el mundo exterior e interior.

El Mindfulness aporta a la psicología actual; aliviar el estrés y el sufrimiento además de potenciar el desarrollo personal, la autoestima, el autoconocimiento, y la responsabilidad de nuestros pensamientos y actos. Es una de las herramientas más útiles para el bienestar físico y mental de las personas.

Mindfulness, genera cambios que favorecen el bienestar tanto físico como psicológico, focalizando la atención en el momento “Aquí y Ahora” viviendo la experiencia. Te ayuda a hacer frente al dolor emocional, parte inevitable de la vida, a controlar las emociones difíciles como: la ira, miedo, vergüenza, desesperación y confusión.

Para comprender la importancia de calmar la mente y percibir los problemas de forma diferente os dejo un enlace de “youtube” muy interesante para reflexionar sobre ello.

La mosca

¿Pero realmente es Mindfulness tan eficaz como nos quieren hacer creer?

Mindfulness se ha comprobado científicamente que reduce el estrés y en consecuencia también la ansiedad, eso es indudable, pero que sea la panacea para todo ¡cuidado! es una nueva moda que nos aparece en la comunidad científica con gran éxito, pero que no todo el mundo tiene la preparación de saberlo manejar correctamente y estas personas sin formación pueden llegar a producir como resultado efectos iatrogénicos asociados a la mala praxis.

Pilar Solaz (Psicóloga)
Experta en psicología infantil, conducta y desarrollo en niños.
Colaboradora de Calma al mar (Valencia).

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.