Pesadillas Infantiles: tres claves para superarlas.

Pesadillas infantiles, ¿Qué son?

Las pesadillas infantiles son sueños terroríficos que normalmente despiertan a las personas en la fase del sueño REM. Por lo tanto, si le preguntas a tu hijo qué estaba soñando, será capaz de recordarlo y describirlo con detalle. Además, son sueños largos y elaborados, en los que peligra su integridad física o autoestima, y justo les despiertan en el momento más angustioso.

Es muy importante conocer el contenido de las pesadillas de tu hijo, ya que pueden estar vinculadas a experiencias reales. Por ejemplo, si está teniendo algún conflicto con compañeros en el colegio, podría tener una pesadilla relacionada con una posible humillación en clase, en la que sus compañeros se ríen de él/ella por no haber contestado correctamente la pregunta del profesor.

En el momento de despertar, lo que tu hijo/a siente se llama MIEDO, esta sensación afectará a su descanso. Por lo que, si las pesadillas se vuelven recurrentes pueden llegar a alterar su rendimiento académico, relaciones sociales y ambiente familiar

 

Portrait of cute lad sleeping with his head on computer keyboard in classroom

¿Qué puedes hacer?

En este pequeño video, la psicóloga en Valencia Ana Clemente Cortés, te habla de tres claves que ayudarán a tu hijo a hacer frente al miedo provocado por las pesadillas.

Clave 1: Atender, apoyar y hacer que se sienta seguro. Es importante que respondas a su llamada, te acerques a su cama, puedes encender una lamparita, y hablarle con un tono de voz cálido, dulce, cercano, para que sepa que está a salvo y solo ha sido un sueño. El objetivo es ayudarle a que se calme y consiga conciliar el sueño de nuevo. Frases como, “tranquilízate”, “venga, vuelve a dormir, mañana tienes colegio”, aumentarán el nivel de ansiedad del niño/a y el tiempo de vigilia.

“hablarle con un tono de voz cálido, dulce, cercano, para que sepa que está a salvo y solo ha sido un sueño”

Clave 2: Preguntar, escuchar y explicar, pero al día siguiente. Por ejemplo, a la hora del desayuno, mostrar interés por conocer qué había soñado, explicarle qué son las pesadillas y qué efectos tienen en las personas. Transmitirle que es normal que se produzcan, todo el mundo las tiene, pero que no son reales.

Clave 3: Motiva a tu hijo a practicar durante el día actividades divertidas, que le permitan relajarse.

 

Si necesitas realizar alguna consulta sobre este tema, o actualmente las pesadillas nocturnas se han convertido en un problema que está afectando al descanso de tu hijo y del resto de la familia, puedes ponerte en contacto con nosotros:

Pedir cita

 

Ana Clemente Cortés.

Psicóloga en Centro de Psicología Sanitaria Valencia.

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.