Practica la desintoxicación digital cuando estés de viaje

¿Estas disfrutando de un viaje turístico durante estas vacaciones?, ¿Tal vez, planeas hacerlo en breve? Si es así, mi recomendación es que cuando llegues a tu destino pongas en modo “off” tu teléfono móvil, disfrutes del contacto con los lugareños y te deleites con las vistas y paisajes que vas a descubrir.

Una nueva investigación revela, algo que todos suponíamos, la interesante transformación emocional que los turistas experimentan cuando se desconectan de la tecnología y las redes sociales mientras viajan.
El estudio, realizado por la Universidad de East Anglia , la Universidad de Greenwich y la Universidad Tecnológica de Auckland , investigó cómo realizar un turismo libre de tecnologías digitales, impactó en las experiencias de los viajeros. Todo ello implicó perder el acceso a tecnologías como teléfonos móviles, ordenadores portátiles, tablets, Internet, redes sociales y herramientas de navegación.
Los investigadores, examinaron las emociones de los participantes antes de desconectarse, durante su desconexión y después de volver a conectarse.

Los hallazgos muestran que hubo ansiedad inicial, frustración y síntomas similares a un síndrome de abstinencia entre muchos de los viajeros, la llamada nomofóbia, pero posteriormente crecieron los niveles de aceptación, disfrute e incluso liberación.
Los participantes, informaron que no solo se relacionaron más con otros viajeros y residentes habituales durante sus viajes desconectados, sino que también pasaron más tiempo con sus compañeros de viaje.

Algunos participantes aceptaron y disfrutaron la experiencia desconectada inmediatamente o después de luchar contra ello inicialmente, mientras que para otros tomó un poco más de tiempo aceptarlo.
Muchos también señalaron que estaban mucho más atentos y centrados en su entorno mientras estaban desconectados, en lugar de distraerse con los mensajes entrantes, notificaciones o alertas de sus aplicaciones móviles.

Al no disponer de acceso a la red, el hecho de hablar con otros viajeros, y especialmente con los residentes del lugar visitado, para muchos supuso el poder recibir excelentes consejos y aprendieron más sobre sitios de genuino interés turístico, como lugares y playas que no estaban en ningún sitio web o guía, y esto fue precisamente lo más destacado de su viaje.

Varios factores afectaron la forma en que los viajeros percibieron la experiencia de este turismo libre de tecnología digital. Algunos de los participantes sufrieron mayor ansiedad y frustración en los destinos urbanos, debido a la necesidad de querer navegar, tener un acceso instantáneo a la información y búsqueda de recomendaciones digitales, el lugar del boca a boca de siempre.

Por otra parte, aquellos que visitaron destinos rurales y naturales, mostraron tendencia a tener síntomas de abstinencia relacionados con la incapacidad de recibir información, preservar la seguridad o a la hora matar el tiempo del mismo modo que lo hacen en su zona de residencia habitual, es decir, utilizando la tecnología digital.

Los participantes que viajaban en pareja o en grupo tendían a tener más confianza para desconectarse que aquellos que viajaban solos. Informaron que sufrieron menos o incluso no tuvieron síntomas negativos de abstinencia cuando viajaban con compañeros, mientras que quienes viajaban solos mostraron tendencia a sentirse más vulnerables sin asistencia tecnológica para amortiguar posibles diferencias culturales, como un idioma desconocido.

A nivel personal, los síntomas de abstinencia tendieron a ser más intensos para los viajeros con muchos compromisos sociales y profesionales, que fueron más propensos a tener experiencias negativas. De hecho, aunque algunos de los participantes lo intentaron, no pudieron desconectarse durante su viaje, ya sea porque no se sentían seguros, pensaban que podrían perderse, o porque tenían compromisos privados que no les permitían el hecho de no estar disponibles.

Una vez que se volvieron a conectar tras su regreso del viaje, muchos participantes manifestaron sentirse molestos y abrumados tan pronto como vieron todos los mensajes entrantes y notificaciones que recibieron durante los días que estuvieron desconectados. Sin embargo, después de haber disfrutado plenamente del contacto con la población local y el entorno natural durante el periodo de desconexión, algunos decidieron repetir una nueva experiencia de desintoxicación digital en el futuro y recomendarla sin dudar a las personas de su entorno mas cercano.

 

José Miguel Hernández Hervás
Psicólogo Organizacional – Coach Ejecutivo
Colaborador del Centro de Psicología Calma al Mar, en Valencia
www.josemiguelhernandez.es

Comparte en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

6 Comments to Practica la desintoxicación digital cuando estés de viaje

  1. Ruben Salas dice:

    Como se dice al inicio del artículo, esto es algo que ya se intuía, por lo que está muy bien tener tambien una evidencia empírica que además lo certifique

  2. Nati dice:

    Oye pues yo me apunto a esto para el próximo viaje en vacaciones,aunque no se si podre llegar a «desintoxicarme» por completo del móvil y disfrutar con la intensidad que se indica.

  3. Ximo V. dice:

    Si el tiempo dedicado a conectarse,navegar, ver redes tipo Facebook, Instagram, LinkedIn,Tweeter etc, etc, se reduce o elimina, es obvio que tendremos más tiempo, disponible y estaremos más receptivos para prestar atención plena y disfrutar mucho más del viaje y empaparnos de sensaciones por los 5 sentidos.

  4. Vanessa Marco dice:

    Hola. Yo pienso que si viajas acompañada, puede resultar más sencillo dejar de lado la tecnología y poder centrarte mejor en compartir las sensaciones y experiencias del destino visitado

  5. Alicia Valle dice:

    Me encanta.
    Desconectarse para conectarse.
    Desintoxicar para disfrutar, plenamente de la magia de un viaje.

  6. Silvia dice:

    Es muy facil hoy dia conectarse mirando hacia abajo, a nuestras manos pero sin verlas. Asi que otros que saben que tambien necesitamos mirar en otras direcciones nos proponen otras salidas,como «isla desierta de tecnologia» que esta fenomenal. Gracias por el artuculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.