¿Puedo entrenar la Inteligencia Emocional?

¿Conoces el término, verdad?

La inteligencia emocional fue acuñada por Salovey y Mayer (1990) por primera vez. Años más tarde,  fue investigada y popularizada por el psicólogo Daniel Goleman (1995).

 

Resultado de imagen de salovey y mayer

Los psicólogos John D. Mayer y Peter Salovey. Acuñaron el término ‘Emotional Intelligence (EI)’

 

Como seguramente has escuchado; trata de ese manejo activo de las emociones tanto propias como de nuestro entorno en pos de un correcto desempeño de nuestras habilidades sociales; y en búsqueda de una correcta regulación emocional.

Fue tal el reconocimiento, que ahora se considera un aspecto clave hasta para encontrar trabajo. Un artículo publicado en Fast Company en 2015 pone en relieve esta popularidad dentro del gigante Google.

Es más; son numerosas las empresas que se han lanzado al agua a instigar a sus trabajadores a desenvolverse en este ámbito. Tú seguramente has tenido curiosidad sobre este conjunto de habilidades y cúan desarrolladas están en tí.

Y no son pocos los estudios que han tratado de dilucidar esta gran pregunta.

¿Qué nos dicen los datos?

Un metaanálisis realizado en 2016 por Mattingly V. y Kraiger K.  y publicado en la importante revista de Elsevier   nos revela lo siguiente:

Datos del metaanálisis; comparando los estudios con mediciones pre y post VS los estudios con grupo de tratamiento y grupo control

Como puedes ver en los datos de la derecha; es mucho más alta la puntuación de los estudios con mediciones pre y post (0.761). Esto significa que en efecto, tras un debido entrenamiento, la inteligencia emocional puede mejorar.

Pero no nos podemos quedar en lo básico; a continuación quisieron ver con exactitud, cuáles eran los mejores métodos.

Ahora que sé que puedo, ¿cómo lo hago?

Las investigaciones apuntan a que el entrenamiento es el mejor método.

No hay ni trampa ni cartón y es que si realmente quieres entrenarte, has de acudir a un especialista que no sólo te enseñe, si no que además:

  • …haga mediciones constantes de tu progreso
  • …incluya debates de los que puedas aprender
  • …no te regañe, si no que te haga entender
  • …conozca tu ‘unicidad’ como persona individual y sepa adaptarse a tus necesidades y cualidades

El resto lo tendrás que poner de tu parte, aplicando al día a día lo que aprendas en consulta.

¿Te apuntas a entrenar tus habilidades sociales?

 

 

Fuente https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1053482218301840

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.