¿Qué hace que nos atraiga una persona?

La atracción es un concepto multidimensional de inmesa complejidad. En concreto, si hablamos de la atracción sexual ésta parte de la base del deseo sexual o la calidad de despertarlo, es decir, es la capacidad de un individuo de atraer el interés erótico de otra persona.

Si pensamos en las cosas que nos puede influir a la hora de sentirnos atraídos por una persona, seguramente la primera idea que tengamos sean las cualidades físicas ya que es, en un principio, lo que puede provocar más acercamiento. Sin embargo, hay otros rasgos que pueden hacer que llamemos la atención de otras personas, como la voz, el olor o la forma en la que nos movemos. A continuación veremos algunos de los principales que rasgos que favorecen la atracción:

  • Atractivo físico: el atractivo físico se trata de un elemento importante en la atracción sexual, ya que es lo primero que impacta en los demás. Aunque la belleza depende de los ojos con los que se vea.
  • Alcohol:  la relación entre el consumo de alcohol y la atracción sexual es una relación positiva, es decir, cuanto más alcohol consumimos, más atractivas tendemos a percibir a las personas de nuestro alrededor.
  • Cannabis: algunos estudios sobre el tema mostraron que el comportamiento sexual de riesgo era más frecuente en hombres y mujeres que consumían cannabis que en personas que no lo hacían.
  • Privación de sueño: estudios con personas a las que se les interrumpía la fase de sueño REM mostraron que éstas sentían más atracción física hacia las personas que se correspondían con su orientación sexual que aquellas a las que no se les privo del sueño.
  • Miedo: Estudios recientes sugieren que uno de los mecanismos de defensa que la gente emplea para lidiar con el terror paralizante que puede llegar a inducir pensamientos sobre la muerte son los pensamientos acerca de relaciones cercanas.
  • Olor (feromonas): Las feromonas son substancias químicas secretadas por los seres vivos con la finalidad de provocar conductas específicas en otros individuos de la misma especie. Ivanka Savic del Departamento de Neurociencia del Karolisnka University Hospital y colaboradores hallaron que la feromona masculina activa la parte anterior del hipotálamo en las mujeres heterosexuales, mientras que en el hombre heterosexual solo activa la región cerebral relacionada con los olores ordinarios. Por otro lado, la femoroma femenina activa el hipotálamo en los hombres heterosexuales y la región cerebral relacionada con los olores ordinarios en las mujeres heterosexuales.

Si consideras que necesitas ayuda en la recuperacion del apetito y el deseo sexual, no dudes en contactar con nosotros.

Sara Arjones González

Psicóloga en formación y colaboradora en «Calma al mar»

 

Comparte en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.