¿Qué son las fobias?

El término fobia deriva de la palabra “phobos” y su significado etimológico es miedo. Fobos era la personificación del horror y el temor, hijo de Ares y Afrodita, en la mitología aparecía antes de cada batalla, refiriéndose al miedo y pánico de los combatientes.

Cuando se trata el tema de las fobias es necesario conocer que está íntimamente relacionado con el concepto de ansiedad, miedo, angustia y estrés, y estos términos a veces se han utilizado con un significado más o menos equivalente. Por tanto, merece la pena aclarar, en primer lugar, las condiciones necesarias para referirnos a algo como fobia.

Para Marks (Fears and phobias, 1969) las fobias deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Existencia de miedo desproporcionado en relación con el carácter amenazante de la situación. Es decir, el miedo es claramente superior al que cabría esperarse dadas las demandas situacionales.
  2. El miedo conduce necesariamente a la evitación de la situación temida. (No obstante, para el diagnóstico de los trastornos fóbicos suele asumirse que, aunque no se produzca conducta de evitación en sentido estricto, es suficiente como característica central que la persona tenga un fuerte deseo de evitar la situación fóbica, o bien que la tolere con un alto grado de ansiedad y malestar).
  3. No existe una posible explicación lógica del fenómeno. Esto denota el carácter irracional de las fobias (la persona es consciente de esta irracionalidad).
  4. Sobrepasan el posible control voluntario.
  5. Producen cierto grado de malestar o sufrimiento.
  6. Es desadaptativa.
  7. Persiste a lo largo del tiempo.
  8. No es específica de una edad determinada.

Para que las fobias posean relevancia clínica deben implicar el componente subjetivo del miedo (miedo fóbico). Es decir, una fobia no tendría relevancia clínica si se pudiera prescindir fácilmente del estímulo que la provoca en la vida cotidiana.

Tipos de fobias

Realmente puede desarrollarse una fobia ante cualquier estímulo de nuestro entorno, pero las fobias más comunes serían las siguientes:

La fobia a la sangre presentan varios rasgos distintivos únicos. El más importante de todos ellos radica en el conjunto de reacciones psicofisiológicas que se desencadenan ante la presencia de sangre o heridas o estímulos relacionados con ella. De todas las respuestas psicofisiológicas, lo más característico es el patrón de respuesta cardiovascular que, a diferencia del resto de los fóbicos, es bifásico: en un primer momento se produce un breve y ligero aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial que se ve seguido de una importante desaceleración vasovagal del ritmo cardíaco y de la presión arterial. Todo ello acompañado de náuseas, sudor, palidez, y, en ocasiones, desmayo. En este tipo de fobia parece que la ansiedad se relaciona más con la anticipación de un posible desvanecimiento que con el estímulo fóbico.

Las fobias situacionales, abarcan un conjunto variado de situaciones, aunque las más representativas son la fobia a los aviones, a conducir, a los lugares muy concurridos, la fobia a las alturas y a los puentes. El aspecto más distintivo de este tipo de fobia específica es que suele presentarse tanto en solitario, como formando parte del trastorno por angustia con agorafobia. Algunos autores han llegado a sugerir que las fobias específicas situacionales podrían considerarse como una forma moderada de agorafobia más que como una fobia específica.

La fobia a los animales consiste en miedos aislados a animales, tales como pájaros, perros, gatos, ranas, serpientes, arañas, mariposas, abejas y avispas. Normalmente las personas temen a un tipo de animal y no a otras especies diferentes, y únicamente una minoría muestra miedo por el daño que le pueda causar el animal. En general, en la mayor parte de los casos los fóbicos temen al pánico que pueden llegar a experimentar y mostrar ante la presencia del animal, y a las consecuencias negativas que ello puede tener.

 

Clara Martínez Cao

Psicóloga

Colaboradora del Centro de Psicología  Calma al Mar

 

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

One Comment to ¿Qué son las fobias?

  1. […] el artículo de la semana pasada hablamos de las fobias, por lo que esta vez hablaremos de los tratamientos para las fobias. La mayor parte de los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.