Te seré infiel hasta que la muerte nos separe

¿Puedes decir que nunca le has sido infiel a nadie? Tranquil@, la mayoría de la gente tampoco podría. ¿A quién no le ha pasado nunca algo así? Imagínate que la relación que tienes con tu pareja no pasa por su mejor momento. Un día tenéis una discusión muy fuerte y él/ella decide aceptar un trabajo lejos de casa, a pesar de que tú le dijeras que no creías que la distancia fuera a solucionarlo. Os seguís viéndo dos fines de semana al mes pero la situación no mejora. Así que una noche te vas de fiesta con tus amigas para despejarte un poco y se te va de las manos. Si él se ha ido sin consultarte, ¿es infidelidad? ¿lo que has hecho es tan horrible como a él le parecería si se enterara?

Martín (2004) explica que, a pesar de que la mayoría de españoles consideran la monogamia -exigencia de fidelidad- como la forma ideal de convivir, el 45% de las mujeres y el 70% de los hombres son o han sido infieles a sus parejas en algún momento de su vida, en torno a un 60% de las relaciones de pareja en España sufren o han sufrido una ruptura de su fidelidad. Al observar datos como estos, Buss y Wright sugirieron que existe un gen de la infidelidad ligado a la Ley de Conservación de las Especies, de hecho en el reino animal la mayoría de las especies no son ni monógamas, ni fieles (Sirvent, 2011).

el 45% de las mujeres y el 70% de los hombres son o han sido infieles a sus parejas en algún momento de su vida, en torno a un 60% de las relaciones de pareja en España sufren o han sufrido una ruptura de su fidelidad

Aunque seguro que tienes una idea más o menos clara de qué es la infidelidad, nunca está demás matizarlo. Martín (2004) define la infidelidad como una ruptura del contrato, implícito o explícito, establecido por ambas partes de la pareja, generalmente el principal acuerdo es el de mantener una exclusividad afectiva y sexual. Al romperlo quedará cuestionada la confianza que tu pareja ha depositado en ti y además ella también se cuestionará tu capacidad de compromiso. ¿Cómo has acabado basando la dinámica de todas tus relaciones en función de si tu pareja se entregaba en mente y cuerpo? Esto no es algo natural, ni instintivo, sólo una compleja construcción social muy restrictiva.

www.miconsulta.es

Sirvent (2011) afirmó que, le pese a quien le pese, lo natural es la fidelidad afectiva -como mecanismo de supervivencia- limitada y la infidelidad sexual. También explicó que cuanto más estrecha sea la relación de pareja o la vida familiar, mayor será la necesidad de escapar o experimentar por cuenta propia. Así que, querido lector, te animo a que le propongas a tu pareja un nuevo modelo de relacionaros que os ayude a ambos a disfrutar, compartir, liberaros y generar una confianza más saludable que la basada en la posibilidad de poseer al otro.

Lo natural es la fidelidad afectiva -como mecanismo de supervivencia- limitada y la infidelidad sexual

Si he conseguido despertar tu curiosidad y si, además decides tomar la iniciativa, recuerda que te evitarás discusiones futuras si lo habláis los dos tranquilamente, siendo claros y honestos, llegando a un acuerdo sobre qué reglas de la relación vais a cambiar.

Sirvent, C. (2011). Fidelidad y compromiso en la relación de pareja: El trinomio fidelidad, compromiso y monogamia. Norte de salud mental, 9(40), 6.

Martín, J. (2004). Fidelidad e infidelidad en las relaciones de pareja. Nuevas respuestas e interrogantes. Psicología.

Silvia Roche, colaboradora del Centro de Psicología Calma al Mar, Valencia.

Soni_silvia@hotmail.com

2018

 

Si te ha gustado este artículo y quieres seguir investigando, aquí tienes un par más que te podrían ayudar:

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 Comments to Te seré infiel hasta que la muerte nos separe

  1. Pablo dice:

    Si pensas que lo natural es; la infidelidad sexual y la fidelidad afectiva como nuevo concepto de FIDELIDAD dentro de la pareja, ¿no deberías cambiar el termino que usas “FIDELIDAD”? (queda contradictorio).
    Otro punto ¿porque tanta obsesión de comparar al ser humano con el animal? si nos vamos a medir con ellos deberíamos también guiarnos en todas las áreas, no solamente en las que según tu punto de vista nos conviene, como higiene, modo de vida en general, posición de la mujer dentro de las manadas, su rol dentro de las mismas etc.
    Pero supongamos que no estas de acuerdo con mi opinión hasta ahora, te das cuenta que basas tu OPINIÓN y conclusión en una estadística totalmente direccionada, solamente resaltas los puntos que te convienen, no especificas si esas personas amaban a la otra persona cuando lo hicieron, su edad, si se arrepintieron, si aprendieron algo de sus acciones, si lo volverían a hacer, si fue algo que les sirvió para crecer como pareja,que los motivo etc.
    A parte tampoco planteas las contras de vivir de esta manera en la sociedad, solamente resaltas la libertad de deseo (motivo por el cual hoy muchos están endeudados y es la causa principal de ruptura dentro de una pareja)
    creo que tendrías que replantearte algunos aspectos sobre tu conclusión..

    • Silvia Roche García dice:

      En cualquier relación que establezcas con alguien, ya sea tu amigo, tu compañero o tu pareja te encuentras sujeto a ciertas condiciones. En la relación con tu compañero habréis hablado o daréis por hecho que el día que uno necesite unos apuntes de una asignatura o que hagan su turno en el trabajo, el otro estará allí. Con tu pareja lo que entregas y das por hecho que recibirás es exclusividad sexual y afectiva. Si de verdad guardas esa exclusividad que has prometido estás siendo fiel. Si sólo tienes relaciones sexuales con ella pero tonteas con otras personas, guardas fidelidad sexual pero no afectiva. Si sólo le expresas tu amor y cariño a tu pareja pero tienes relaciones sexuales extramatrimoniales guardas fidelidad afectiva pero no fidelidad sexual. Espero que te haya servido para aclararte.
      En segundo lugar, hay tanta diversidad de estudios como de comparaciones, si me hubiera puesto a hablar de todos los puntos de vista que existen nadie se habría leído todo el artículo. Mi objetivo era mostrar de forma documentada (no es una opinión sin ningún fundamento) un punto de vista que aunque nos empeñemos en negar existe. Claro que tiene contras, como todos los otros puntos de vista.
      Gracias por comentar, me extrañaba que el tema no hubiera generado polémica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.