Trastorno adaptativo: ¿un mal ajuste?

¿Qué es?

El trastorno adaptativo podemos clasificarlo en el DSM-5 en la categoría de Trastornos relacionados con traumas y factores de estrés y se caracteriza por un malestar emocional general ante un estresor.

Actualmente, este es uno de los problemas más frecuentes que se pueden encontrar en consulta y en la atención primaria, provocando un coste económico importantísimo.

Es el trastorno que posiblemente más se asocia con bajas laborales y una disminución en el rendimiento académico y laboral.

Sin embargo, es un trastorno algo polémico entre los psicólogos clínicos, ya que unos defienden que no debería patologizarse lo que es un mero proceso de adaptación o de ajuste que se manifiesta con una sintomatología impropia y es limitado en el tiempo.

No obstante, otros clínicos defienden que considerándolo como trastorno podemos evitar que no derive en algo más grave.

Síntomas

El trastorno cursa con síntomas emocionales en respuesta a un factor de estrés que es identificable, se suelen poner de manifiesto por una malestar intenso y desproporcionado al estresor y producen un deterioro significativo en ámbitos como el laboral.

Este trastorno puede cursar con estado anímico deprimido (como un estado de ánimo bajo), con ansiedad (nerviosismo, preocupación…) o mixta (mezcla de ambos) e incluso con una alteración de la conducta del paciente.

Es clave para el diagnóstico no confundir cualquier estresor con un duelo, ya que, aunque el duelo por la muerte de un ser querido es una fuente de estrés y malestar, es un proceso normal por el que todos pasamos.

Los tipos de estresores mas frecuentes son los que tienen que ver con la familia, pareja, amigos, vecinos, un problema académico, laboral y problemas económicos.

Prevalencia y curso

  • Este trastorno es uno de los más frecuentes en atención primaria, hospitalaria y en consulta; casi un 21% de los pacientes en régimen ambulatorio.
  • Es muy común que se padezca cuando se experimenta una enfermedad grave (el 31% de los pacientes oncológicos lo sufren).
  • Es un trastorno con elevadas autolesiones que pueden derivar en intenciones suicidas.
  • Se puede presentar en cualquier edad y se da por igual en hombres y en mujeres, pero cada día es más común en adolescentes y en la tercera edad (debido al cambio de vida que supone la jubilación y que cada vez se afronta peor la vejez).
  • El curso suele ser temporal.

Tratamiento

Con la psicoterapia es suficiente, aunque a veces el malestar provocado por la ansiedad y el estado de animo lleva a acompañarse de psicofármacos.

En psicoterapia se utilizan procedimientos de resolución de problemas, se entrenan las habilidades de comunicación, el control de impulsos y el manejo de la ira.

Este trastorno suele ser producido por un estresor que te hace sentir desbordado, que la situación te supera y que estás desesperado. A partir de aquí, se experimentan los síntomas y se afrontan de manera inadecuada. El problema vuelve a estar presente, generándose un bucle.

Hacemos que la sociedad cada día sea más exigente, por ello cada año se incrementa el número de casos de este trastorno.

 

Guillermo Cao, Colaborador del Centro de Psicología de “Psicología
Calma al Mar”, en Valencia

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.