Trastorno Obsesivo Compulsivo

Este tipo de trastorno, que es considerado ya fuera de los trastornos de ansiedad, se caracteriza por presentar obsesiones o compulsiones de carácter concurrente, permanente y graves.

Lo característico de este tipo de trastorno es que los pacientes presentan un pensamiento determinado que es repetitivo, negativo, persistente y molesto. Como consecuencias de ello, realizan las compulsiones, que son conductas repetitivas o estereotipadas, rituales. Se podría decir que las compulsiones son una manera muy ligera de aliviar el malestar y la ansiedad que provocan de las obsesiones.

Suele aparecer en edades tempranas y más frecuente en varones. Los niños afectados, suelen presentar un código moral rígido, es decir, son poco flexibles en cuanto a comportamientos.

Además, suele implicar también problemas en el rendimiento académico debido a dificultades de concentración y/o tiempo de preocupación o con las compulsiones, aunque sus CI suelen ser elevados. Comúnmente tienen un nivel educacional e intelectual superior a la media y son competentes profesionalmente, pero su vida personal y familiar suele ser insatisfactoria, dadas las interferencias que el TOC ejerce sobre ellos.

Este tipo de trastorno sino es tratado puede llegar a ser uno de los más irritantes y debe ser tratado por un profesional.

 

 

Silvia Jiménez Garrido.

silvia-jimenez@hotmail.com

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.