Tratamiento de la fobia a los petardos en Valencia (ligirofobia)

Qué es la ligirofobia

La ligirofobia es una reacción de malestar o ansiedad intensa asociada con la presencia de ruidos fuertes, o el miedo a que puedan aparecer en un futuro próximo estos sonidos intensos y repentinos.

A lo largo de más de una década ha venido siendo la fobia más frecuente que hemos tratado en nuestra consulta de psicología en Valencia.

Los pacientes que han acudido no podían soportar estallidos de petardos, ni tampoco de globos, cohetes u otras cosas que provocasen un sonido repentino e intenso. En muchos casos, incluso eran muy reacios a estar presentes cuando se abría una botella de cava.

Las fobias ligeras se centran en el estallido de petardos grandes. Aquellas que son más intensas (y que hemos visto con más frecuencia) evitan lugares en donde haya globos que puedan explotar de forma imprevista, y por supuesto cualquier tipo de petardo o fuegos artificiales.

 

¿Cómo es la vida de una persona con fobia a los petardos en Valencia?

Los pacientes con fobias en Valencia no solo tienen problemas en Fallas, como muchos piensan. Al contrario, durante todo el año se encuentran con problemas relacionados con su miedo.

Si la fobia está instaurada desde hace años, lo más probable es que esa persona haya empezado a huir de Valencia en épocas determinadas, y también a evitar situaciones con globos. ¿Dónde puede haber globos? En muchos más sitios de los que uno piensa en un principio. En cualquier fiesta, en cualquier cumpleaños, en bodas, comuniones, en los pubs en Nochevieja, en cualquier cena de amigos, en casa de amigos que tengan niños pequeños… El problema es que una vez se detecta un sitio con globos (como un restaurante al que uno va a cenar con amigos, o en la casa de unos amigos con niños pequeños), luego la idea de volver a ese lugar es francamente molesta para la persona con ligirofobia.

Ejemplo:

Hace tiempo tuvimos una paciente de unos 50 años que se sabía todo el calendario en el que el club de Fútbol de Valencia jugaba en casa. Ella nos decía que no era en absoluto aficionada al fútbol, pero que en su pueblo, cercano a Valencia, había la costumbre de tirar un cohete cada vez que marcaba un gol el equipo valenciano. Por ese motivo, los días de partido se encerraba en casa, cerraba todas las puertas, ventanas y persianas, y estaba durante toda la tarde con el televisor a todo volumen, hasta que era la hora de acostarse.

 

 

Edad que tienen los pacientes con fobia a los petardos en Valencia

Queremos que sepáis que esta fobia es muy frecuente en Valencia, aunque no es muy conocida porque quien la sufre suele tener un cierto grado de vergüenza al confesar que la sufre.  En consulta atendemos con frecuencia a niños de todas las edades, pero también es muy habitual que lleguen personas que están entre los 20 y los 60 años. En los últimos 10 años los pacientes adultos han sido algo más que los pacientes niños con fobia a los petardos.

Nuestra experiencia no destaca mucho una edad frente a la otra en cuanto a la prevalencia de la fobia. En adultos, hemos tenido tantos pacientes que rondaban los 30 años, como pacientes que superaban los 50. Tampoco hace distinción en género. Hemos tratado tanto hombres como mujeres por igual.

Pronóstico del tratamiento de la fobia a los petardos en Valencia

La evolución de esta fobia sigue el mismo transcurso que otras fobias. Esto es: sin tratamiento es muy raro que remita o que diminuya el miedo. Más bien, los pacientes aprenden a evitar determinadas situaciones relacionadas con aquello que les da fobia. Por lo tanto, sin tratamiento lo habitual es que la fobia continúe a lo largo de toda la vida de quien la sufre.

La evolución con tratamiento es realmente buena, rápida y eficaz.

  • Buena porque hasta la fecha el 100% de los pacientes que han venido con fobia a los petardos han obtenido un importantísimo avance. En muchas ocasiones, tras el alta, incluso nos llaman desde una mascletá para decirnos que están realmente contentos por haber podido alcanzar esas metas. Nosotros les decimos que el tratamiento no requiere que lleguen a estar presentes en una mascletá, pero nos alegramos francamente por que los pacientes consigan esos avances.
  • Rápida porque, si lo comparamos con otros tratamientos, suele ser corta en el tiempo. Otros tratamientos, como el tratamiento para la depresión o el tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo, pueden extenderse más allá de los 8 meses. El paciente con fobia a los petardos, en cambio, empieza a notar mejoras a partir de los 2 meses de terapia, y alrededor de los 6 meses se encuentra ya en un nivel cercano al de cualquier persona que no tenga miedo alguno a los estallidos de globos y petardos.
  • Eficaz porque tras el tratamiento, hasta la fecha, durante estos más de 14 años de experiencia, hemos tenido un 0% de recaídas. Es decir, de las decenas de pacientes que han superado totalmente su fobia ninguno de ellos ha vuelto a recaer. Al contrario, año tras año se encuentran más seguros y más satisfechos por haber dado el paso para el tratamiento.

Consejos para una persona con fobia a los petardos.

Mi consejo es tan solo uno: no esperes más.

No esperes más para comenzar el tratamiento. Da el paso ya. Solicita una primera consulta. Ya sea con nosotros o con cualquier otro psicólogo experto en este tema.

No esperes más porque hemos visto personas de más de 50 años que llevaban desde que eran adolescentes evitando centenares de situaciones que no podían disfrutar como cualquier otra persona.

No esperes más porque hay cosas en la vida que no tienen tratamiento ni solución. Y la fobia a los petardos es algo que sí tiene tratamiento y sí tiene solución.

No esperes más porque si en algo merece la pena invertir es en la propia salud y en la propia felicidad. Romper las cadenas que generan las fobias da salud, da felicidad y da libertad.

 

Autor: Fernando Pena

Psicólogo y Presidente de la Asociación Española de Psicología Sanitaria

Consulta en: Plaza del Ayuntamiento, 19, 10º A. Valencia. También por Skype.

E-mail: fernando@cop.es

 

 

 

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.