Whatsappfriends. La nueva amistad 2.0

Un nuevo concepto llegará a la RAE en los próximos meses. Se está forjando ya, del mismo modo que se desarrolló hace unos años aquel que hoy en día todos manejamos: el concepto de “follamigo/a”. La diferencia es que, en esta ocasión, se aprovecha del uso de la tecnología para colarse como un virus entre todas las clases sociales. Este nuevo término que pronto hará crecer un par de líneas los diccionarios es el término de “whatappamigo/a”

Un whatsappamigo/a es una persona que conoces más bien poco en persona (quizá la hayas visto tan sólo una vez) y que te mantienes en contacto continuado a través de whatsapp, hasta el punto de pasarte varias horas mirando los bocadillos que aparecen a uno y otro lado de la pequeña pantalla del smartphone.

En algunas ocasiones las conversaciones con los whatsappamigos suelen aislarnos totalmente del mundo que nos rodea, hasta el punto de ser difícil encontrar en la calle a alguien que no mire su pantalla. Nuestros whatsappamigos nos cautivan mucho más.

gente mirando el movil menos uno

Los psicólogos estudiamos la fuerza de este y otros fenómenos relacionados con la llegada del Whatsapp.

Aquí mostramos experimentos psicológicos en los que hemos analizado el comportamiento de las personas, con los resultados que hemos encontrado en estos experimentos:

SITUACIÓN 1.

Un amigo está con otro en una cafetería, sentados junto a la misma mesa. Uno, el sujeto 1, le está hablando de un problema importante que tiene en el trabajo. El sujeto 2 recibe un whatsapp. Mira el teléfono. Lee el whatsapp y contesta brevemente mientras a la vez asiente ligeramente para dar a entender al otro que está escuchando. El amigo, a pesar de estos gestos, siente que no le están dando importancia a un tema que le afecta.

Resultado observado: un mensaje neutro por whatsapp tiene más fuerza comunicativa que un mensaje emocionalmente activo e importante en persona.

SITUACIÓN 2.

En una cena hay un número de amigos charlando de un tema neutro. Uno de ellos se pone a enviar/recibir mensajes por whatsapp, hasta el punto de que lleva bastantes minutos desconectado de la conversación. Los amigos empiezan a enviarle miradas para darle a entender que les gustaría que su mente regresase a la mesa. Él parece hacer caso omiso. Uno de los amigos le recrimina directamente que no esté en la conversación. El sujeto 2, el del whatsapp, contesta siempre sistemáticamente explicando la conversación que estaba teniendo por whatsapp, comentando con quien está hablando y/o del tema que está hablando por whatsapp.

Resultado observado: Siempre que una persona se aísla por whatsapp, explica la conversación que estaba teniendo por whatsapp cuando su comportamiento le es criticado por las personas que están presentes, a pesar de que a sus interlocutores de la mesa no les importe esto lo más mínimo de qué estaba hablando por whatsapp.

 

¿Alguna vez te ha pasado alguna de estas dos situaciones? ¿Cómo te sientes? Cuéntanoslo en el cuadro de comentarios de más abajo.

 

 

 

Autor: Fernando Pena
Psicólogo en Valencia
Presidente de la Asociación Española de Psicología Sanitaria
Profesor Universitario del Grado de Psicología
Contacto: fernando@cop.es

 

 

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.