Consentimiento sexual

 

El consentimiento equivale a respeto.

Respeto por las decisiones que las otras personas decidan, en referencia a la actividad sexual.

Tener el consentimiento de una persona significa que quiere tener relaciones sexuales contigo.

Esta decisión puede cambiar en cualquier momento. En cualquiera.

Es por eso que tienes que ser honesto/a con lo que quieres y no quieres hacer con la otra persona.

La comunicación es muy importante para marcar los límites, incluso en tu relación de pareja, y también es importante respetar que la otra persona no quiera hacer lo mismo que tú.

Mantener relaciones sexuales sin consentimiento es abuso, violación o agresión sexual.

Aquí dejo un video que ejemplifica el consentimiento con una taza de té:

Otros datos importantes que tienes que saber sobre el consentimiento son:

  1. La decisión la tienes que haber tomado libremente, sin presiones, manipulación o influencia de ninguna sustancia. Tú decides con quién te acuestas o qué haces con esa persona.
  2. Tiene que ser algo que deseas hacer, no lo que se espera de ti. Si actúas como se espera de ti estás dejando de lado tus necesidades.
  3. Tiene unos tiempos. Por ejemplo, si decides ir a casa de alguien no significa que ya hayas accedido a besarla y acostarte con ella. Simplemente has decidido ir a su casa. El consentimiento tiene que darse en cada situación. No sirve con que en siuaciones pasadas accedieras, tienes que volver a consentir.
  4. Ha de haber información y comunicación de lo que se va a hacer. Si se dice, por ejemplo, solo van a haber besos y luego, sin preguntarte, hubieron tocamientos, no hubo consentimiento total.
  5. Es reversible. En todo momento puedes cambiar de opinión, puede que deje de apetecerte besar, tocar (o que te toque) o mantener relaciones sexuales con esa persona por el motivo que sea, o que esa persona ya no quiera nada contigo. No importa la situación. Incluso si has accedido a ir a la cama, si estáis desnudándoos, o ya lo estáis. Tienes derecho a decir que no e irte.

 

Tienes el poder de decidir sobre tus actos y experiencias sexuales.

 

Mantener el silencio o la falta de resistencia no significan consentimiento. En todo caso significan abuso de poder. Es por eso que hay que preguntar, hay que consentir y hay que respetar.

Cabe mencionar que cuando eres menor tienes que tener más precaución. Infórmate. Eso te dará poder sobre tus decisiones. La edad de consentimiento legal, según el actual Código Penal, es de 16 años.

¿Qué quiere decir? Que si la edad del/ la menor está por debajo de los 16 años y la persona que lo ejerce es mayor de edad, el consentimiento a nivel legal no es válido.

Pretende evitar el abuso sexual infantil (ASI).

No quiere decir que sea la edad recomendada, propicia o mínima para el inicio de las relaciones sexuales.

Cuando estas relaciones se dan entre menores, a nivel legal no se ven como un peligro, aunque no las recomiendan.

Pero cuando el menor tiene 16-17 años y mantiene relaciones con otro menor de 13-15, por ejemplo, se considera aprovechamiento de la inmadurez.

 

Blanca Peris Minguet

Psicóloga, Sexóloga, Terapeuta de Pareja, experta en Intervenciones Asistidas con Animales.

Creadora de @blayusex

Colaboradora del Centro de Psicología Calma al Mar (Valencia)

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 Comments to Consentimiento sexual

  1. Ana Castor dice:

    Muy interesante Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.