Evaluación psicológica 2.0

En los últimos años el desarrollo de las nuevas tecnologías han modificado la forma en que se comunican las personas, cómo se accede a la información, las formas de aprender, de trabajar y de entretenerse. Nos permiten acceder desde cualquier lugar y en cualquier momento a una inmensa cantidad de información. En el año 2010 existían más de 90 millones de páginas activas en Internet, estimándose 1800 millones de usuarios conectados.Una de las áreas más afectadas por el gran desarrollo de las nuevas tecnologías es el ámbito de la salud, donde Internet proporciona información sanitaria tanto a profesionales como a pacientes y desde la psicología ,es  una herramienta de utilidad en diferentes áreas, como la evaluación e intervención psicológica.

En el  caso de la evaluación un gran avance ha venido de la mano del desarrollo y empleo de Smartphones en la población. Entre 2013 y 2014, el uso mundial de teléfonos inteligentes aumentó en 406 millones, alcanzando 1.820 millones de dispositivos, un aumento del 5% en un año . Para nosotros esto supone una oportunidad  ya que es posible recoger una gran cantidad de información en situaciones naturales en las que se produce la conducta y de forma inmediata, reduciendo los sesgos de la memoria.

Por otro lado, la posibilidad de obtener datos en formato gráfico permite al usuario tener un feedback inmediato de sus progresos, contribuyendo a tomar conciencia de su problema, y favorece su empoderamiento ya que de forma activa contribuye a su propia evaluación y monitorización de las conductas a modificar.  Para ello es necesario el desarrollo de aplicaciones móviles que registren estos datos de manera que permitan complementar la información respecto a métodos de evaluación más tradicionales. Dentro de las aplicaciones móviles, por un lado estarían aquellas aplicaciones basadas en test tradicionales, como por ejemplo una aplicación basada en el inventario de Beck, donde a través de una aplicación móvil las personas pueden contestar dicho cuestionario. Así como aplicaciones que permitan evaluar diferentes dimensiones asociadas a un trastorno, donde cabría destacar una app recientemente desarrollada llamada Dytective cuyo objetivo es evaluar o detectar casos de dislexia basándose en ejercicios lingüísticos y atencionales con resultados muy positivos, ya que los resultados de un estudio revelaron que había predicho la dislexia correctamente en un 83% de los casos.

Por otro lado estarían aquellas aplicaciones similares a un autorregistro, un Smartphone es un método más cómodo que a través de lápiz y papel, permitiendo el registro de las conductas practicante en cualquier lugar, de hecho en un reciente estudio en el que se comparó respecto un autorregistro tradicional, se observó que a través de la aplicación existía una mayor extensión y detalle en el registro, además de un menor tiempo de latencia entre el evento y el registro.Por último, debido al gran desarrollo de aplicaciones sobre la salud, incluso se han desarrollado escalas que evalúan la calidad de las aplicaciones móviles  como la llamada Mobile App Rating Scale (MARS) con la finalidad de evaluar la calidad de las aplicaciones móviles de salud.

Probablemente se avecinen  numerosos cambios en la evolución e intervención psicológica por el desarrollo de las nuevas tecnologías, aunque su uso sigue planteando ciertos problemas éticos y deontológicos que deberán ser superados para asegurar una atención psicológica de calidad.

 

Clara Martínez Cao

Psicóloga

Colaboradora del Centro de Psicología  Calma al Mar

Comparte en: Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

One Comment to Evaluación psicológica 2.0

  1. […] semana pasada hablamos sobre como las nuevas tecnologías han revolucionado el área de la evaluación psicológica, por lo que hoy vamos a hablar de la influencia que han tenido sobre la intervención.  Aunque el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.