¿Existe relación entre estar deprimido y ser creativo?

Hay una creencia que parte de muy antiguo en la que la depresión se definía como melancolía, y se creía que las personas melancólicas eran más exitosas en campos relacionados con el arte, como la poesía o la pintura. Aristóteles se preguntaba por qué personas extraordinarias en el mundo de la poesía tendían a ser melancólicaspintor_0_o.

Se ha hablado de que la melancolía genera un rechazo hacia el mundo vinculado con sentido crítico, que se encuentra con muchas frecuencias en las personas que son especialmente creativas.

Peter Kramer, uno de los psiquiatras más conocidos de Estados Unidos, afirma que existe una visión demasiado romántica de la depresión que no encaja con los hallazgos científicos actuales. Dice que la depresión se caracterizada por la tristeza y la lentitud mental, que no tienen por qué estar asociadas con la creatividad. Afirma además que, hasta la fecha, no se ha conseguido demostrar científicamente que exista realmente una relación entre depresión y creatividad artística. Según este planteamiento, las personas insatisfechas no tienen por qué ser más creativas.

Para analizar esta cuestión debemos de partir de que no existe una sola perspectiva de la satisfacción, sino cuatro tipos de satisfacción diferente. Veámoslos:

  1. Satisfacción momentánea. Placeres sensoriales como sabores, sonidos, aromas, o las texturas de una material que podemos acariciar. Como cuando vamos a una tienda y tocamos una prenda de lana.
  2. Satisfacción parcial, con un aspecto de la vida o una actividad. Es la satisfacción, por ejemplo, del mero hecho de andar en bici, o de cocinar para tu familia y que te quede un plato delicioso.
  3. Satisfacción con la vida en un corto período de tiempo, como en unas vacaciones, o una reunión de trabajo.
  4. Satisfacción con la vida en su totalidad.  Es la valoración de la vida en su conjunto, por las cosas que has pasado, los aprendizajes que has obtenido, las relaciones personales que has construido, y el punto actual al que todo eso te ha llevado.

La creatividad, por su parte, es una habilidad cognitiva para realizar asociaciones de ideas, que al combinarse resultan en algo original. Este planteamiento, por lo tanto, va más allá del concepto de que la creatividad es generar algo de la nada. Algo como un lienzo blanco para pintar, o una hoja en blanco sobre la que escribir una poesía. Esta forma de entender la creatividad pone el foco en la combinación de ideas.

Variables de la creatividad

La creatividad es una práctica es una experiencia en sí misma, en la que tienen que ver variables cognitivas y emocionales.

En la creatividad interviene el conocimiento. El conocimiento fomenta la creatividad. El conocimiento permite tener un escenario más enriquecido para crear. Cuanto mayor sea el conocimiento sobre un campo, más posible es la creatividad en ese mismo campo.

El contexto interviene también en la creatividad. Un contexto nutrido, con variabilidad de estímulos, fomenta el proceso de creatividad.

La creatividad puede darse de 4 maneras diferentes:

  1. La replicación: Cuando se produce algo agregando algo nuevo, generando un producto diferente.
  2. La redefinición. Significa crear dando una nueva perspectiva. Dar un nuevo enfoque.
  3. La incrementación. Crear una idea que proviene de un campo, aplicado a otro campo con el que no tiene nada que ver. Por ejemplo, aplicar conceptos de la física cuántica a las relaciones entre las personas.
  4. Integración. Unir conceptos de un campo con conceptos de otro segundo campo.

La creatividad se relaciona con la  neuroplasticidad. Es una capacidad del cerebro de cambiar y adaptarse en su estructura y en sus funciones. Se genera en respuesta a las experiencias y la adquisición de conocimientos. Los circuitos neuronales son moldeables. La neuroplasticidad se produce en dos direcciones:

  • La dirección positiva: Frente a una experiencia repetida se generan nuevas neuronas y nuevas conexiones neuronales.
  • La dirección negativa implica que se suprimen conexiones neuronales.

 

¿Qué dice la investigación científica?

La investigación científica actual sobre el tema arroja unos datos claros: Existe una relación positiva y significativa entre felicidad y creatividad.  Estos datos toman como métodos de medición

  • De la felicidad: test y escalas específicas. Reportes de estados subjetivos.
  • De la creatividad: cuestionarios de autorreporte, test, pruebas específicas y observación directa.

Estos estudios científicos  han medido alguna de las variables de la creatividad en función de la felicidad. Las variables que han medido son las siguientes:

  • Originalidad. La originalidad se relaciona con la inspiración, con la alegría, con el entusiasmo, y con el bienestar subjetivo. Las personas que buscan innovar son más felices. Las personas que son más felices ofrecen ideas más originales
  • Pensamiento divergentes. Se relaciona con el hemisferio derecho del cerebro. Es un tipo de pensamiento que se relaciona con las emociones positivas. En los estudios científicos relacionados con esta variable se concluye que con el pensamiento divergente se incrementa el nivel de felicidad.
  • Apertura a la experiencia. Estar abierto a lo nuevo. La apertura a la experiencia correlaciona con muchas variables. Por ejemplo, la curiosidad y la imaginación. Y se relaciona con emociones positivas. Las personas abiertas a la experiencia se sienten más felices al realizar actos creativos.
  • Imaginación. Se relaciona con la motivación, y con la alegría  y el bienestar subjetivos. Una conclusión de los estudios científicos es esta: las personas felices ponen en juego la imaginación de manera frecuente.
  • Curiosidad. Se trata de poner el foco en buscar algo diferente, en lo nuevo. Se relaciona con la perseverancia, con la emociones positivas y el bienestar. Permite perseverar. Ser constante en una tarea. Las personas más curiosas muestran un mayor nivel de satisfacción con la vida.
  • Motivación. Es el impulso que pone en marcha el proceso creativo. Se relaciona con la felicidad y el bienestar subjetivo. Las personas felices tienen mayor grado de motivación.
  • Persistencia. Permite sostener el proceso creativo a través del tiempo. Se relaciona con personas positivas. Al persistir se obtiene felicidad por alcanzar metas y sortear desafíos.
  • Resolución creativa de problemas. No se trata solo de encontrar una solución a un problema, sino que frente a un problema podemos pensar múltiples soluciones y ver la que es más valiosa. Se relaciona con emociones positivas como el orgullo y la alegría. Las investigaciones científicas indican que personas más felices ofrecen más cantidad de soluciones al ofrecer más cantidad de alternativas y ofrecer más respuestas originales.
  • Flexibilidad cognitiva y generación de nuevas ideas. Ha manifestado relación directa con la motivación. La relación es positiva con el entusiasmo y la alegría. También con un mayor nivel de satisfacción en la vida. Se refiere a un pensamiento que permite asociar categorías de ideas, y ver desde diferentes puntos de vista una misma situación. En los estudios científicos que encontraron esta relación se vio que las personas que las personas que experimentan mayores estado de flexibilidad cognitiva son más felices.
  • Flow/fluir. Es un estado mental en el que uno se ve inmerso en una actividad. En esta actividad la persona pierde la sensación de paso del tiempo, y una sensación agradable. Se relaciona con el pensamiento divergente y con las emociones positivas como la sensación de relajación. El flow predice el nivel de felicidad.

Conclusión

Parece un mito, según todo lo que hemos visto arriba, que la depresión favorezca la creatividad. Parece más amparado por la investigación científica que lo contrario es cierto: La felicidad se relaciona con la creatividad.

 

Fernando Pena Vivero
Psicólogo director de Calma Al Mar
fernando@cop.es

 

Comparte en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.