Diferencias entre la depresión psicótica y el trastorno esquizoafectivo

Diferencias entre la depresión psicótica y el trastorno esquizoafectivo.
¿En qué basarte para hacer un diagnóstico diferencial?

 

La depresión psicótica tiene un alto parecido al trastorno esquizoafectivo, con el que comparte muchas características. Es por ello por lo que el diagnóstico puede llevar a error. Es importante que conozcas la diferencia porque el tratamiento, sobre todo en su aspecto farmacológico, podría ser diferente.

En la depresión psicótica los síntomas psicóticos más característicos son delirios y/o alucinaciones, habitualmente relacionados con la desesperanza, culpa o la sensación de falta de capacidad. Es decir, los delirios y alucinaciones en la depresión psicótica guardan bastante relación con el estado de ánimo.

 

Laura de 32 años era una mujer que tenía depresión psicótica. Cuando acudió a consulta mostraba tener un estado de ánimo bajo de forma continuada la mayor parte del día. Los síntomas se iniciaron justo dos años  antes de comenzar a venir a nuestra consulta. Los delirios de Laura se relacionaban con que toda su familia se iba a arruinar por su culpa. Estaba convencida de que su marido la espiaba cuando iba por la calle para obtener información de ella. Tenía también la sensación de que su marido la espiaba cuando hablaba por teléfono, o que había puesto programas en el ordenador de casa para averiguar las contraseñas de ella.

Laura afirmaba también que la gente de la calle se reía de ella por lo fracasada que era. Afirma que en alguna ocasión se enfrentó a una chica joven en la parada del autobús porque esta chica le estaba sonriendo. Laura lo interpretó como una burla. Nos dijo en consulta “esta chica me estaba despreciando porque no voy a llegar a nada en la vida”. En otra ocasión, afirmaba Laura, tuve la certeza de que mi padre pensaba “me avergüenzo de ti” y que quería que me quitase la vida porque no servía para nada. 

 

Ramón es otro paciente con depresión psicótica en la que tras la sintomatología depresiva empezó a escuchar voces que le decían “eres basura”, “tus hijos no te quieren”, “tírate a las vías”, “todo el mundo te odia”. Afirmaba que las voces eran totalmente reales, aunque no había nadie en la habitación.

 

Precios válidos hasta el 31 de Octubre.

Solicitar consulta online

 

El trastorno esquizoafectivo es un trastorno psicológico que se caracteriza por un conjunto de síntomas de esquizofrenia, como pueden ser alucinaciones o delirios, y síntomas de trastornos del estado de ánimo, como puede ser depresión o manía.

Para ser considerado un trastorno esquizoafectivo el paciente debe haber pasado o estar pasando por al menos por un episodio de alteración del estado de ánimo, ya sea maníaco o depresivo, y por uno período (o más períodos) de al menos 2 semanas de duración en el que se hayan presentado síntomas psicóticos sin presentarse un episodio importante relacionado con el estado de ánimo. Es decir, aparecen delirios o alucinaciones inicialmente sin síntomas destacables de depresión ni manía.

 

El trastorno esquizoafectivo es una enfermedad crónica en la que se van sucediendo diferentes episodios. Es cierto que los episodios de este trastorno esquizoafectivo tienen características similares a episodios depresivos pero, a diferencia de la depresión psicótica, los estos episodios vienen precedidos de días o semanas con presencia de síntomas psicóticos (sobre todo delirios o alucinaciones) sin síntomas afectivos destacables. Es un aspecto diferencial muy relevante que debe tener en cuenta el profesional de la salud de cara al diagnóstico. En el trastorno depresivo psicótico el paciente puede tener síntomas psicóticos con un comienzo tras los síntomas depresivos.

La depresión psicótica suele tener una fase en la que los síntomas están delimitados en el tiempo, y en la que los síntomas psicóticos están directamente relacionados con la depresión (sentimientos de culpa, desesperanza, inutilidad, tristeza, ruina, hipocondría, etc.)

En el trastorno esquizoafectivo puede haber síntomas depresivos, aunque destacan los síntomas psicóticos con una temática variada que no tiene porqué relacionarse con la depresión. En este sentido, pueden aparecer alucinaciones o delirios de temas que no tengan que ver con los sentimientos de inutilidad, culpa, desesperanza, etc.

En definitiva, el diagnóstico de trastorno esquizoafectivo requiere la presencia de síntomas puramente psicóticos durante, como mínimo, dos semanas. El paciente ha tenido dos semanas o más síntomas psicóticos sin una alteración del estado de ánimo (depresiva o maniática).  El diagnóstico de depresión psicótica requiere que la sintomatología psicótica se manifieste únicamente durante los episodios de depresión, y los delirios o alucinamientos estén relacionados con la depresión.

 

Fernando Pena

Psicólogo en Calma Al Mar Centro de Psicología

 

 

 

Comparte en: Facebookredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.