Psicología Online: Terapia desde tu casa

Paciente y terapeuta… Como usuarios

“Ciencia que estudia los procesos mentales, las sensaciones, las percepciones y el comportamiento del ser humano, en relación con el medio ambiente físico y social que lo rodea”. Eso es la Psicología. Una herramienta que el ser humano siempre ha necesitado, pero lo hemos admitido hace relativamente poco tiempo.

El paso del tiempo ha hecho que evolucione nuestra actitud hacia la terapia psicológica. No es de extrañar que, en consonancia, su formato también haya cambiado.

Las interacciones humanas naturales son en persona, en cara a cara, pero ahora la interacción online y digital es la normalidad. La terapia online es ese nuevo formato de terapia que ha nacido desde la “naturalidad” a la “normalidad”.

La “nueva normalidad” ha afectado a la forma de ejercer la psicología como terapia, sobre todo de forma online. Por un lado, ha aumentado el estado de ansiedad y desconcierto en la población, incrementando el estrés que nace de nuestro cerebro, se expande por nuestra mente y repercute en nuestra salud física y mental. Por otro lado, ha centrado nuestra atención en el papel de las nuevas tecnologías que tienen en nuestro día a día.

¿Cuál es entonces el resultado de la ecuación entre Psicología, “nueva normalidad” y tecnología de la información y la comunicación (TICs)? Efectivamente, las terapias online como futuro inmediato de la terapia psicológica.

 

Terapias Online

Existen una gran cantidad de consultas psicológicas en la red, nacidas o no de la pandemia. Y no sólo eso, cada vez buscamos más conocimiento psicológico en la red sin buscar directamente un terapeuta. Por ello si buscamos una terapia online acudiremos a profesionales en plataformas como TherapyChat. Mientras que, si queremos mejorar nuestro autoconocimiento de forma autónoma, buscaremos fuentes fiables en voz de profesionales como el Instagram de Somos Estupendas.

¿Qué debemos saber sobre las terapias online?

Es normal pensar que una terapia presencial será mejor o más efectiva que una online (hasta para los profesionales que ejercen esta profesión). Sin embargo, la intervención psicológica se ha adaptado a las circunstancias, necesidades y recursos personales con un éxito mayor del que los prejuicios sugieren: “la terapia va a ser fría y no me voy a encontrar cómodo”, “la terapia no va a ser igual de eficaz”, “se pierde mucha información”, “me preocupa la confidencialidad online”…

¿Qué dicen los profesionales al respecto?

“Intentamos trasladar de la manera más fiel posible el modelo que hay en una consulta presencial” (Aída Rubio, psicóloga y coordinadora de TherapyChat).

Por lo tanto, cuando acudimos a una consulta online observaremos que la mayor diferencia es que estamos en nuestra propia casa en lugar de una consulta. La duración y el funcionamiento general de la terapia es el mismo en el formato online que presencial.

“Poder transmitir todo lo que necesitamos con el lenguaje no verbal es muy importante en una terapia” (Aída Rubio)

En las primeras sesiones el psicólogo se dedica a hacer una evaluación de la persona y analizar su caso a rasgos generales. En sesiones posteriores, le explica al usuario lo que ha detectado en sesiones iniciales (las posibles causas del problema, factores que están influyendo y cómo será el trabajo terapeuta-paciente durante la terapia).

 

La cara habitual del usuario de la consulta online

No estás solo. Si estás pensando en probar una terapia psicológica online que sepas que han habido miles de personas que igual que tú, dudaron, y finalmente no se arrepintieron de su decisión.

Los efectos derivados de la presencia del coronavirus y el confinamiento han incrementado el número de pacientes de estas consultas digitales. La mayoría de personas que han buscado ayuda psicológica cursaban ansiedad (por enfermedad, incertidumbre personal y/o laboral), estado de ánimo bajo o problemas de pareja.

Además de los síntomas, las personas que han buscado ayuda por estos medios también tienen características individuales comunes. Por lo general, las mujeres buscan más ayuda psicológica, porque están más habituadas que los hombres a expresarse emocionalmente. Aunque también suelen ser más víctimas de los procesos y repercusiones de la ansiedad. En ese aspecto, las personas entre los 25 y los 45 años acuden con más frecuencia a este tipo de terapia. Se debe a que las personas dentro de esta franja de edad, además de sentirse más cómodas con la tecnología, las personas más mayores tienen una menor tendencia a buscar ayuda psicológica para resolver sus problemas personales y/o emocionales.

 

¿Qué nos ofrece la consulta psicológica online?

De entre las múltiples ventajas que ofrece la terapia online, la más obvia es la obtención de una ayuda profesional sin ni si quiera tener que salir de casa.

Este factor es fundamental, ya que el paciente puede llevar a cabo una terapia psicológica en el ambiente en el que más cómodo de siente. Así la persona se comportará de una forma más natural y genuina dentro de su hogar y zona de confort. El resultado es tan positivo para el paciente como para el psicólogo, dada la mayor apertura y deshinibición personal que facilitará un mayor clima de confianza y comunicación. Una mayor probabilidad de éxito terapéutico está asegurada, a la par que una mayor fluidez de la terapia.

Además, la tecnología ofrece la oportunidad de que la consulta psicológica llegue, de forma virtual, a sectores más amplios de la sociedad. Por ejemplo, a personas con características situacionales que no favorecen la asistencia a terapia (como vivir en zonas rurales, o incluso, en el extranjero), o características circunstanciales (la falta de tiempo o dificultades de movilidad -problemas físicos-).

 

Convierte tus preocupaciones en un mito desmontando los mitos sobre psicología online

Si el duro trabajo de los psicólogos, adaptándose a los nuevos recursos y necesidades de la sociedad moderna, no había conseguido convencer al paciente de la utilidad y calidad de la terapia online… La pandemia ha dado un claro ejemplo de ello.

La eficiencia, facilidad de conciliación de las condiciones personales con la terapia, la accesibilidad, privacidad y comodidad son los factores esenciales que justifican la utilidad de una terapia en modalidad online a todas las personas que necesitan de esa ayuda.

El primer paso siempre es reconocer que se necesita ayuda, el segundo es pedirlo, y el tercero es aceptarlo. No siempre las circunstancias lo permiten… Pero la terapia online es una manera de conseguir una gran ayuda con la mayor facilidad posible, para todo tipo de personas y situaciones.


Amparo Luján Barrera

Divulgadora científica sobre Psicología y Neurociencia

Personal de Investigación Psicológica sobre Adicciones Conductuales en la UV

Docente en Neurocriminología en la Escuela Internacional de Criminología y Criminalística (EICYC)

Comparte en: Facebookredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.